Usted está aquí

compartir en google+ compartir en facebook Compartir en Twitter compartir en Linkedin

Diabetes, Obesidad y Nutrición

Grupo Diabetes

Los resultados del estudio CANVAS con canagliflozina refuerzan los datos de seguridad cardiovascular y reducción de eventos cardiovasculares de los fármacos inhibidores del cotransportador sodio-glucosa.

Referencia: Neal B, Perkovic V, Mahaffey KW, et al. Canagliflozin and Cardiovascular and Renal Events in Type 2 Diabetes. N Engl J Med. June 12, 2017DOI: 10.1056/NEJMoa1611925

LO QUE SE CONOCE DEL TEMA: Empagliflozina, un inhibidor del cotransportador renal sodio-glucosa (iSGLT2), ha mostrado reducir el desenlance primario cardiovascular en pacientes con diabetes tipo 2 en el estudio EMPA-REG. Se desconoce la seguridad de otros iSGLT2 en paciente de alto riesgo

LO QUE ESTE ESTUDIO APORTA: Un total de10.142 participantes del alto riesgo cardiovascular fueron incluidos en este ensayo clínico de no inferioridad comparando canagliflozina (un iSGLT2 añadido al tratamiento hipoglucemiante basal) con el grupo control (tratamiento hipoglucemiante basal optimizado y placebo). Permitieron la entrada a pacientes con filtrado glomerular estimado superior a 30 mL/min/1.73 m2. El seguimiento medio fue de 188 semanas (3.5 años). Un total de 29% de pacientes en cada grupo abandonaron prematuramente el estudio. En el desenlace primario analizado (muerte de causa cardiovascular, infarto de miocardio no fatal o ACVA no fatal) la proporción de pacientes fue : 26.9 vs. 31.5 participantes con evento por 1000 pacientes-año (hazard ratio, 0.86; 95% CI, 0.75 a 0.97; P<0.001 para no-inferioridad; P=0.02 para superioridad). En cuanto a los efectos renales en el subestudio CANVAS-R hubo una reducción del desenlace primario (reducción del FGe superior al 40%, uso de terapia renal sustitutiva o muerte de causa renal) en el grupo de canagliflozina con respecto al control (5.5 vs. 9.0 participantes con el desenlace por 1000 paciente-año, que corresponde a un hazard ratio de 0.60; 95% CI, 0.47 a 0.77). En cuanto a los datos se seguridad hubo una mayor tasa de fracturas en el grupo de canagliflozina (15.4 vs. 11.9 participantes con fractura por 1000 pacientes-año; hazard ratio, 1.26; 95% CI, 1.04 a 1.52) y mayores tasas de amputación en el grupo de canagliflozina respecto al control (6.3 vs. 3.4 participantes con amputación por 1000 pacientes-año, que corresponde a un hazard ratio de 1.97; 95% CI, 1.41 a 2.75). No hay ninguna explicación obvia para esta observación, excepto quizás que la contracción de volumen y la reducción de la presión arterial observada con los inhibidores de SGLT2 pueden disminuir la presión de perfusión de conducción a través de lesiones arteriales periféricas más críticas. Las amputaciones fueron rigurosamente evaluadas en CANVAS, pero no en EMPA-REG, por lo que es prematuro atribuirlo de nuevo como un efecto secundario específico de fármacos. Puede ser un efecto de clase

IMPLICACIONES DEL ESTUDIO:  En resumen, los resultados de EMPA-REG y CANVAS cambian el paradigma de cómo reducir el riesgo cardio-renal en pacientes de alto riesgo. Médicos de atención primaria, medicina interna, endocrinología y cardiología deben estar familiarizados con esta clase de fármacos. Esta clase de fármacos debe considerarse como un fármaco cardiovascular, no sólo otro agente reductor de la glucosa.

Artículo comentado por Javier Ena