compartir en google+ compartir en facebook Compartir en Twitter compartir en Linkedin

REVISTA DE PRENSA

Hasta 10 de cada 100 pacientes ingresados en el hospi-tal podrían desarrollar una infección relacionada con los cuidados sanitarios

Hasta 10 de cada 100 pacientes que ingresan en un hospital podría desarrollar una infección nosocomial en el ámbito hospitalario en el transcurso de su hospitalización, según se ha puesto de manifiesto en la mesa redonda “Infecciones relacionadas con los cuidados sanitarios” que se ha celebrado en el marco del 41º Congreso de la Sociedad Española de Medicina Interna (SEMI), que se desarrolla online esta semana.

Este tipo de infecciones se relacionan con procedimientos invasivos como los catéteres venosos, las sondas nasogástricas o vesicales y la intubación, y cambian el curso del ingreso y exponen al paciente a nuevas situaciones de riesgo. Se relacionan con patógenos multirresistentes y se estima que este tipo de infecciones relacionadas con la asistencia sanitaria afectan a entre el 6% y el 10% de los pacientes que ingresan en el hospital, suponen un incremento de la morbimortalidad en los hospitales, de la estancia hospitalaria y del gasto sanitario y pueden llegar a triplicar el impacto sociosanitario y económico.

El Dr. José Barberán López, médico internista del Servicio de Medicina Interna del Hospital Universitario de Montepríncipe de Boadilla del Monte, docente en la Universidad San Pablo CEU y miembro de SEMI, ha explicado que “nuevos antibióticos como la ceftarolina o la ceftazidima-avibactam han desempeñado un papel fundamental en el tratamiento de este tipo de infecciones en pacientes con neumonía nosocomial”.

Durante su intervención, el Dr. Barberán ha explicado que existe campo de mejora en los indicadores actuales y que “tenemos un apartado sobre la prevención enfocado en las vacunas, que han mostrado gran eficacia”. Otro aspecto del campo de mejora “es el análisis que hacemos cuando ingresa un paciente que tiene neumonía, para ello aplicamos un sistema de 'Scores', con una serie de variables que nos harán ver la probabilidad de mortalidad", ha comentado el Dr. Barberán.

El experto también ha explicado que los diagnósticos microbiológicos son otro campo de mejora en la neumonía. “Disponemos de diagnósticos microbiológicos precisos, sensibles y específicos que nos pueden ayudar a orientar el tratamiento. Actualmente, se ha visto que las técnicas moleculares también nos pueden ayudar en el diagnóstico”, ha concluido.