compartir en google+ compartir en facebook Compartir en Twitter compartir en Linkedin

Información para pacientes

Accidente Cerebrovascular Agudo, Ictus o Acva

Esta información ha sido elaborada por el grupo de Educación en Salud para la Ciudadanía de la Sociedad Española de Medicina Interna (SEMI). Pretende que los pacientes conozcan mejor sus enfermedades.

logo SEMILogo Educación

¿Qué es el ictus?

Supone la aparición de una lesión a nivel cerebral porque se dañan algunos de los vasos que le llevan o le recogen la sangre; entonces las células que lo componen, las neuronas, se quedan sin el oxígeno que necesitan y en pocos minutos se dañan de forma irreversible; por tanto, cuanto antes actúen los médicos para limitar el daño mejor.

Es una enfermedad frecuente, sobre todo en personas mayores. Se estima que afecta 250 por cada 100000 habitantes. En España es la primera causa de muerte por enfermedad de las mujeres, y la segunda en hombres. Cada 14 minutos fallece un enfermo por ictus.

Hay varios tipos de ictus; si la lesión surge porque se tapa una arteria o vena se habla de ictus isquémico o trombotico, si es porque el vaso se rompe, por ejemplo, por una subida brusca de la tensión arterial, por un traumatismo o golpe, o el sujeto toma medicamentos anticoagulantes en exceso y están mal regulados o surge porque había una malformación en el vaso o un tumor que lo destruye, entonces decimos que el ictus es hemorrágico.

¿Qué debemos hacer para no padecerlo?

Es clave que nuestros tubos estén limpios, y eso no sucede si las arterias si llenan de grasa, es lo que llamamos arteriosclerosis, que en griego significaría arterias duras o  pétreas al llenarse de grasa, ya que “escleros” es duro  y “atero”, grasa, y es que si acumulan grasa pierden elasticidad, se hacen rígidas  y disminuye su  luz con lo que la sangre debe caminar por un tubo más angosto y es más fácil que se ocluya; también puede surgir sí las venas se tapan,  si la sangre que circula por ellas deja de ser liquida. Ya sabe al sacarla de un vaso se hace sólida es lo que llamamos forma un coágulo, pero otras veces esa transformación sucede dentro del mismo vaso y lo llamamos un trombo; el resultado final es que el obstáculo no permite recoger la sangre de la zona, a la misma le faltan oxígeno, las neuronas sufren y se lesionan; si es por poco tiempo y no ocasionó destrucción, se habla de accidente isquémico transitorio, en inglés TIA, transient ischaemic attack, y la lesión suele ser menor.  El tapón puede deberse a que, en una zona un pedazo del trombo se liberó, lo llamamos émbolo, circula, pero acaba obstruyendo un vaso pequeño, a veces capilar.

Con el accidente cerebrovascular una zona del sistema nervioso se daña, y el sujeto puede presentar de forma brusca el defecto. Por ejemplo, no poder mover parte del cuerpo, no poder hablar, o pérdida de alguno de nuestros sentidos. Su aparición debe hacernos ir al médico de forma urgente. El más experto es el neurólogo. En algunos hospitales tienen instaurado el llamado código ictus, que atiende con urgencia al enfermo. Cuando este llega le hacen estudios radiológicos urgentes para localizar el daño y su posible causa, pues las actuaciones siguientes son más eficaces cuanto antes se pongan en marcha.

¿Cuál es el pronóstico?

Es muy variable dependiendo del tipo de ictus, del vaso dañado, donde se localiza, extensión, e incluso de la rapidez en aplicar la terapéutica indicada. No es infrecuente que tras el ictus el sujeto deba vivir con limitaciones o secuelas, que necesite la ayuda de un fisioterapeuta, logopeda, rehabilitador, o cuidador.