compartir en google+ compartir en facebook Compartir en Twitter compartir en Linkedin

Información para pacientes

Actinomicosis

Esta información ha sido elaborada por el grupo de Educación en Salud para la Ciudadanía de la Sociedad Española de Medicina Interna (SEMI). Pretende que los pacientes conozcan mejor sus enfermedades.

logo SEMILogo Educación

¿En qué consiste la enfermedad?

Es una enfermedad causada por una bacteria anaerobia, llamada Actinomyces israelii, la cual es un organismo común, que normalmente no causa enfermedad (no es patógeno) y que se encuentra en la nariz y en la garganta, por ello aparece más comúnmente en la cara y el cuello. La infección no es contagiosa.

Los síntomas ocurren cuando la bacteria entra en los tejidos faciales debido a traumatismo, cirugía o infección. Una causa común es el tener un absceso dental, la extracción dental o la cirugía oral. Una vez que se ha localizado en el tejido, forma un absceso, produciendo un abultamiento de color rojo intenso a rojo púrpura, a menudo en la mandíbula, de donde proviene su nombre común de "mandíbula abultada".

Finalmente, el absceso irrumpe a través de la superficie de la piel para producir un conducto que drena al exterior. La actinomicosis ocasionalmente puede darse en el tórax (actinomicosis pulmonar) y el abdomen u otras áreas del cuerpo.

Otras veces la afección es crónica. Entonces suele localizarse con mayor frecuencia en la mandíbula, el tórax o el abdomen; puede ocurrir por una propagación septicémica con afección generalizada. Las lesiones son granulomas firmemente indurados por el acumulo de pus y fibrosis; se difunden lentamente a los tejidos contiguos y pueden formar múltiples fístulas supurantes que penetran en la superficie. Las secreciones de los trayectos fistulosos pueden contener “gránulos que por su color asemejan al azufre”, y constituyen colonias de agentes infecciosos.

¿PODRÍA HABERLA EVITADO?, COMO LA PRESENTO, QUÉ DEBO DECIR A FAMILIARES O AMIGOS PARA QUE NO LA TENGAN?

El contagio se hace por vía oral, al hablar. Y desde que el germen llega, pasa un periodo de incubación muy largo, de varios años durante los que forma la colonia en los tejidos orales, y surge días después de un trauma desencadenante. Por ello es difícil de evitar. De hecho, después de padecer la infección no suele quedar inmunidad. Puede ser útil mantener una buena higiene bucal.

¿QUÉ DEBO HACER AHORA PARA MEJORARME?

Si presenta esas lesiones acudir a su médico. Este hará que un microbiólogo confirme el agente causal; El diagnóstico se confirma con la demostración de ramificaciones en el germen, es lo que se llaman de hifas grampositivas de 0,5-1,0 micras de diámetro en un “gránulo”. El tratamiento con penicilinas suele ser muy eficaz.

¿CUÁL ES EL PRONÓSTICO?

En general es muy bueno.