compartir en google+ compartir en facebook Compartir en Twitter compartir en Linkedin

Información para pacientes

Anemia Aplasica

Esta información ha sido elaborada por el grupo de Educación en Salud para la Ciudadanía de la Sociedad Española de Medicina Interna (SEMI). Pretende que los pacientes conozcan mejor sus enfermedades.

logo SEMILogo Educación

¿En qué consiste la enfermedad?

La anemia aplásica es un trastorno de la sangre poco común pero grave. Si la tiene, su médula ósea no produce suficientes células sanguíneas nuevas. Existen diferentes tipos, incluyendo la anemia de Fanconi.

Al faltar los glóbulos rojos es frecuente que el enfermo tenga fatiga, dificultad para respirar al realizar esfuerzos, una frecuencia cardiaca rápida, piel pálida. En ocasiones hay una pancitopenia, es decir faltan todas las células de la sangre. Al carecer de glóbulos blancos el afecto puede tener infecciones frecuentes o prolongadas, y al faltar las plaquetas puede tener hematomas sin causa aparente o que aparecen con facilidad, también sangrados en la nariz o las encías, o que se prolonguen si se tiene un corte.

La anemia aplásica es una enfermedad rara y grave, que puede manifestarse a cualquier edad. Puede ocurrir en forma repentina, o lentamente y empeorar en un largo período de tiempo.

¿PODRÍA HABERLA EVITADO?, COMO LA PRESENTO, QUÉ DEBO DECIR A FAMILIARES O AMIGOS PARA QUE NO LA TENGAN?

Hay que conocer las causas de la enfermedad. Algunas pueden tratarse y evitar que surja. A veces el sujeto tiene una enfermedad autoinmune, otras veces se ha expuesto a sustancias químicas tóxicas, como el benceno, o incluso a algunos para tratamientos de enfermedades autoinmunes, o haber recibido radiaciones, y aunque más infrecuente puede estar causada por virus o coincide con un embarazo.

¿QUÉ DEBO HACER AHORA PARA MEJORARME?

En presencia de cualquiera de sus manifestaciones acudir a un médico; el más experto es un hematólogo. Probablemente le hará un análisis de sangre y a veces una punción en la médula ósea. Una vez confirmado el diagnóstico planteara el tratamiento. Debe diferenciarlo de las displasias de la médula ósea. A veces el sujeto tenía una anemia de Fanconi, que es una enfermedad hereditaria. O una hemoglobinuria paroxística nocturna, en la que se fabrican hematíes muy frágiles que se rompen y viven poco.

El tratamiento de la anemia aplásica puede consistir en medicamentos, transfusiones de sangre o un trasplante de células madre, también denominado «trasplante de médula ósea».

¿CUÁL ES EL PRONÓSTICO?

La anemia aplásica puede progresar lentamente durante semanas o meses, o puede aparecer repentinamente. La enfermedad puede ser breve, o puede volverse crónica. La anemia aplásica puede ser grave e incluso mortal.