compartir en google+ compartir en facebook Compartir en Twitter compartir en Linkedin

Información para pacientes

Angina de pecho. Cardiopatía Isquémica

Esta información ha sido elaborada por el grupo de Educación en Salud para la Ciudadanía de la Sociedad Española de Medicina Interna (SEMI). Pretende que los pacientes conozcan mejor sus enfermedades.

logo SEMILogo Educación

¿En qué consiste la enfermedad?

La parte central del corazón es un tejido muscular que llamamos miocardio. Su actividad es importante porque hace que pueda contraerse y hacer que la sangre circule por los vasos.  Las arterias de esa zona son las llamadas coronarias. Esa sangre le lleva las calorías que nos proporcionan los alimentos, así como el oxígeno que entra por nuestros pulmones. Si las arterias se dañan, por ej. acumulan grasa, lo que llamamos arteriosclerosis, esa misión de abastecer calorías y oxígeno se ve dañada. El corazón puede tener, o sufrir una angina de pecho.

Esta se expresa con la aparición de un dolor intenso en el pecho a la altura del corazón. Sobre todo, si el sujeto está realizando actividad física.  Ese dolor a veces cede con el reposo, y se acompaña de sensación de falta de aire, o cansancio fácil.

¿PODRÍA HABERLA EVITADO?, COMO LA PRESENTO, QUÉ DEBO DECIR A FAMILIARES O AMIGOS PARA QUE NO LA TENGAN?

Hay que evitar las circunstancias que favorecen que las arterias se llenen de grasa. Son los llamados factores de riesgo. Eso es más fácil si la persona fuma, es diabético, tiene tensiones arteriales altas, no realizar actividad física regular, tiene colesterol malo elevado, o bueno bajo. O también sí hace

Una dieta no saludable, rica en mantequilla o grasas saturadas. En presencia de esas circunstancias acudir a su médico para que le indique normas de vida sana y trate de controlarle los factores del riesgo que tiene anormales.

¿QUÉ DEBO HACER AHORA PARA MEJORARME?

Si tiene las molestias que la enfermedad causa, acudir al médico. Mejor si es un cardiólogo. Este le valorará las manifestaciones y le explorará. Puede que le haga un ecocardiograma, le registre un electrocardiograma, incluso estando en reposo y haciendo ejercicio es decir una prueba de esfuerzo. Luego le ofrecerá tratamiento. En casos concretos necesita de un cardiólogo intervencionista para que le coloque un Stent, es decir como una especie de tubo rígido que se coloca en las arterias que están estrechas para que se mantengan abiertas.

¿CUÁL ES EL PRONÓSTICO?

En esta fase el pronóstico es bueno, pero tiene que saber que, si el corazón se sigue dañando, acabará destrozando las fibras musculares que permiten que se contraiga. Es decir que desarrollará un infarto agudo de miocardio, y entonces su pronóstico es muy variable, porque puede incluso llegar a producir la muerte.