compartir en google+ compartir en facebook Compartir en Twitter compartir en Linkedin

Información para pacientes

Anorexia nerviosa

Esta información ha sido elaborada por el grupo de Educación en Salud para la Ciudadanía de la Sociedad Española de Medicina Interna (SEMI). Pretende que los pacientes conozcan mejor sus enfermedades.

logo SEMILogo Educación

1. ¿EN QUÉ CONSISTE LA ENFERMEDAD?

Supone el rechazo de la comida por parte del enfermo y el miedo obsesivo a engordar, que puede conducirle a un estado de inanición. Puede llevarle a una situación de gran deterioro y debilidad ocasionada por una ingesta insuficiente de nutrientes esenciales. En casos graves puede desarrollar desnutrición, hambre, amenorrea y extenuación. Creen tener exceso de peso, aun cuando estén profundamente delgados.

2. ¿PODRÍA HABERLA EVITADO, O COMO LA PRESENTO QUÉ DEBO DECIR A FAMILIARES O AMIGOS PARA QUE NO LA TENGAN?

Los genes y las hormonas pueden jugar un papel, también las actitudes sociales que promueven tipos de cuerpos muy delgados pueden contribuir. La anorexia a menudo comienza cercana a la adolescencia o a principios de la edad adulta y es más común en mujeres, aunque también se puede ver en hombres.

Los factores de riesgo para la anorexia incluyen: estar más preocupado o prestarle más atención al peso y la figura; tener un trastorno de ansiedad en la niñez; tener una imagen negativa de sí mismo o problemas alimentarios durante la lactancia o la primera infancia; también tener ciertas ideas culturales o sociales respecto de la salud y la belleza; o el tratar de ser perfeccionista o demasiado centrado en reglas. La mayoría no son evitables. Una buena educación dietética desde la infancia ayuda a prevenir la aparición de esta grave alteración de la conducta alimentaria.

3. ¿QUÉ DEBO HACER AHORA PARA MEJORARME?

Una vez evaluados los parámetros diagnósticos descritos previamente, y descartadas otras patologías psiquiátricas y orgánicas, se procede al tratamiento y seguimiento del paciente. El tratamiento de la anorexia nerviosa es multidisciplinar, precisando una acción coordinada del médico de familia, psiquiatra, psicólogo, endocrino y ginecólogo. Los puntos principales del tratamiento son:

  • Modificación de los hábitos alimentarios del paciente: se inicia con una dieta relativamente baja en calorías (1.000-1.500 calorías/día) y se va incrementando progresivamente hasta lograr cubrir las necesidades calóricas del paciente evitándole que coma a solas, y vigilando que haga las cinco comidas diarias fundamentales.
  • Control regular del peso: se deben detectar aumentos semanales de 250-500 gramos al pesar a la persona desnuda o en ropa interior (evita la tara del peso de la ropa y posibles engaños del paciente).
  • Restricción del ejercicio físico: inicialmente se elimina por completo y se reintroduce muy progresivamente.
  • Controles analíticos regulares para evitar complicaciones orgánicas.

La terapia farmacológica: se centra principalmente en el componente depresivo o ansioso de la anorexia. Es un tratamiento individualizado y constreñido a los requerimientos y la situación psicológica del paciente.

La terapia psicológica: se emplea de forma aislada, o combinada, la terapia conductual, psicoanalítica, interpersonal y la de grupo. 

El seguimiento serealiza de forma combinada entre el médico de cabecera y la unidad de salud mental. En el caso de que el seguimiento ambulatorio haya fallado, y siempre que el paciente tenga un buen apoyo familiar, buena predisposición hacia el tratamiento y tolere la terapia en grupo, se puede intentar la terapia en hospitales de día, siendo una opción totalmente contraindicada si el paciente muestra tendencia al suicidio, abuso de sustancias o complicaciones médicas severa. Si es así, el paciente puede y debe ser hospitalizado, si peligra su vida, hay alguna alteración psicológica muy grave (suicidio), o si la situación familiar es muy desfavorable. Una vez iniciado el tratamiento el pronóstico es muy variable.

4. ¿CUÁL ES EL PRONÓSTICO?

Son indicativos de buen pronóstico la capacidad de aceptación precoz de la enfermedad por parte del paciente, la aparición y diagnóstico a corto plazo de la enfermedad, un buen apoyo familiar, y la ausencia de antecedentes psiquiátricos en la familia.

También detectar y tratar precozmente la anorexia mejora mucho su pronóstico. En general su pronóstico es muy variable, si bien con las muchas opciones terapéuticas suele mejorar.