compartir en google+ compartir en facebook Compartir en Twitter compartir en Linkedin

Información para pacientes

Cancer de cabeza y cuello

Esta información ha sido elaborada por el grupo de Educación en Salud para la Ciudadanía de la Sociedad Española de Medicina Interna. Pretende que los enfermos conozcan mejor sus enfermedades. 

logo SEMILogo Educación

1. ¿En qué consiste la enfermedad?

Los cánceres de cabeza y cuello son cánceres que empiezan en los tejidos y órganos de la cabeza y el cuello. Son los cánceres de laringe, garganta, labio, boca, nariz y glándulas salivales.

La mayoría de los tipos de cáncer de cabeza y cuello comienza en las células escamosas, que son células que revisten superficies húmedas como las que hay dentro de la cabeza y cuello (por ejemplo, la boca, la nariz y la garganta). Las glándulas salivales tienen muchos tipos diferentes de células que se pueden convertir en cáncer; por eso, hay muchos tipos diferentes de cáncer de la glándula salival. Las células escamosas son células delgadas y planas que se encuentran en los tejidos que forman la superficie de la piel y el revestimiento de cavidades del cuerpo como la boca, órganos huecos como el útero, los vasos sanguíneos, y el revestimiento de las vías respiratorias y el aparato digestivo. Algunos de los órganos con células escamosas son el esófago, los pulmones, los riñones y el útero. El cáncer se puede originar en las células escamosas de cualquier lugar del cuerpo y hacer metástasis (diseminarse) a través de la sangre o el sistema linfático hasta otras partes del cuerpo.

2. ¿Qué podría haber hecho para no padecer la enfermedad, y qué debo decir a familiares y amigos para que no la presenten?

El consumo de tabaco, consumo excesivo de alcohol, y la infección por el virus del papiloma humano (VPH) aumentan el riesgo de presentar muchos tipos de cáncer de cabeza y cuello.

Para obtener la información correcta sobre el tratamiento y el pronóstico, usted necesita saber exactamente qué tipo de cáncer de cabeza y cuello tiene y en qué estadio se encuentra.

Las siguientes son las diferentes formas de prevenir el cáncer que están en estudio:

  • Cambiar el estilo de vida o los hábitos de alimentación.
  • Evitar las cosas que se sabe que causan cáncer, entre ellas la más importante es el tabaco.
  • Tomar medicinas para tratar una afección precancerosa o para evitar que comience el cáncer.

A veces el tumor se ha extendido a los ganglios del cuello y se aprecia en el mismo algún bulto si se valora y analiza nos permite avanzar en su solución.

Consulte con su médico si tiene una masa o dolor en el cuello o la garganta que no desaparece. El cáncer escamoso metastásico de cuello con tumor primario oculto puede causar estos y otros signos o síntomas. Otras afecciones pueden causar los mismos signos o síntomas.

• Entre los signos y síntomas de cáncer escamoso metastásico de cuello con tumor primario oculto se incluye una masa o dolor en el cuello o la garganta.

• Para detectar (encontrar) y diagnosticar el cáncer escamoso metastásico de cuello con tumor primario oculto se utilizan pruebas para examinar los tejidos del cuello, las vías respiratorias y la parte superior del aparato digestivo.

• Ciertos factores afectan el pronóstico (probabilidad de recuperación) y las opciones de tratamiento.

Cuando el cáncer de células escamosas se disemina hasta los ganglios linfáticos del cuello o alrededor de la clavícula, se llama cáncer escamoso metastásico de cuello. El médico tratará de encontrar el tumor primario (el cáncer que se formó primero en el cuerpo), porque el tratamiento del cáncer metastásico es el mismo que se usa para el tumor primario. Por ejemplo, cuando el cáncer de pulmón se disemina hasta el cuello, las células cancerosas del cuello son células cancerosas del pulmón y se tratan de la misma manera que al cáncer del pulmón. A veces, los médicos no pueden encontrar el lugar del cuerpo donde el cáncer empezó a crecer primero. Cuando no se puede encontrar el tumor primario mediante pruebas, el tumor se llama tumor primario oculto (escondido). En muchos casos, el tumor primario nunca se puede encontrar.

Entre los signos y síntomas de cáncer escamoso metastásico de cuello con tumor primario oculto se incluye una masa o dolor en el cuello o la garganta.

Para detectar (encontrar) y diagnosticar el cáncer escamoso metastásico de cuello con tumor primario oculto se utilizan pruebas para examinar los tejidos del cuello, las vías respiratorias y la parte superior del aparato digestivo.

Las pruebas consistirán en la búsqueda de un tumor primario en los órganos y tejidos del aparato respiratorio (parte de la tráquea), la parte superior del aparato digestivo (incluso los labios, la boca, la lengua, la nariz, la garganta, las cuerdas vocales y parte del esófago), así como en el sistema genitourinario.

Se pueden usar los siguientes procedimientos:

• Examen físico y valoración de  los antecedentes : examen del cuerpo, especialmente la cabeza y el cuello, para revisar los signos generales de salud, incluso verificar si hay signos de enfermedad, como masas o cualquier otra cosa que parezca anormal. También se anotan los antecedentes de los hábitos de salud del paciente, y sus enfermedades y tratamientos anteriores.

• Biopsia : extracción de células o tejidos para que un patólogo las pueda observar al microscopio o se examinen en un laboratorio para verificar si hay signos de cáncer.

Puede ser por aspiración con aguja fina (AAF): extracción de tejido o líquido mediante una aguja fina, con aguja gruesa: extracción de tejido con una aguja ancha, o Biopsia por escisión: extracción completa de una masa de tejido.

Se pueden realizar pruebas de laboratorio para estudiar las muestras de tejido:

  • Inmunohistoquímica : prueba para la que se usan anticuerpos para identificar ciertos antígenos en una muestra de sangre o médula ósea. Por lo general, el anticuerpo está unido a una sustancia radiactiva o a un tinte que hace que el tejido se ilumine al microscopio. Este tipo de estudio se usa para determinar la diferencia entre distintos tipos de cáncer.
  • Microscopía óptica y electrónica: prueba en la que se observan las células de una muestra de tejido con microscopios comunes y de alta potencia para verificar si hay ciertos cambios.
  • Prueba del virus de Epstein-Barr (VEB) y del virus del papiloma humano (VPH): prueba en la que se examinan las células de una muestra de tejido para determinar la presencia de ADN del VEB o el VPH.
  • RM (Resonancia magnética): procedimiento para el que se utiliza un imán, ondas de radio y una computadora para crear imágenes detalladas de áreas internas del cuerpo. Este procedimiento también se llama resonancia magnética nuclear (RMN).
  • Exploración por TC (exploración por TC): procedimiento mediante el cual se toma una serie de imágenes detalladas del interior del cuerpo, desde ángulos diferentes. Las imágenes son creadas por una computadora conectada a una máquina de rayos X. Se inyecta un tinte en una vena o se ingiere, a fin de que los órganos o los tejidos se destaquen más claramente. Este procedimiento también se llama tomografía computada, tomografía computarizada o tomografía axial computarizada.
  • Ampliar exploración por tomografía computarizada (TC) de la cabeza y el cuello.

3. ¿Qué puedo hacer ahora para mejorarme?

Ante la presencia de cualquier signo de sospecha debe acudir a un médico, generalista, internista u otorrino. Me valorará y tras realizar las pruebas antedichas que pretenden conocer su origen, y saber si está extendido, me  ofrecerá posibles tratamientos: cirugía y extirpación de las lesiones, radioterapia sobre la zona dañada, y quimioterapia si está muy extendida.

4. ¿Cuál es su pronóstico?

Es muy variable según esté localizado o no, el lugar de origen de la lesión inicial, y el daño que produce en otras zonas.