compartir en google+ compartir en facebook Compartir en Twitter compartir en Linkedin

Información para pacientes

Carcinoma basocelular

Esta información ha sido elaborada por el grupo de Educación en Salud para la Ciudadanía de la Sociedad Española de Medicina Interna (SEMI). Pretende que los pacientes conozcan mejor sus enfermedades.

logo SEMILogo Educación

1. ¿En qué consiste la enfermedad?

Es el tumor cutáneo mas frecuente (50-75% de todos los canceres de piel). A su vez es el tumor maligno más frecuente en el ser humano. Es conocido desde la antigüedad. Su incidencia aumenta de manera continua. Tiene mayor incidencia en varones que trabajan expuestos a la luz solar. Suele aparecer en la tercera década de la vida, pero cada vez se observa esta tumoración en pacientes mas jóvenes.

Los carcinomas basocelulares presentan diferentes formas: nódulos que pueden estar ulcerados en su superficie (los mas frecuentes), planos con un borde mas sobreelevado y otras formas mas infrecuentes.

Estos tumores se localizan en áreas expuestas al sol, en cara y cuero cabelludo principalmente. Pero también se observa en escote, espalda y extremidades. Los cambios de hábitos en la exposición solar han sido determinantes en el incremento del número y sus localizaciones.

2. ¿Qué podría hecho yo para no padecerla y qué debo comentar a mis familiares y amigos para que no la padezcan?

Lo único que se puede hacer es protegerse más del sol. De todas formas las quemaduras solares de la infancia y adolescencia pueden producir mutaciones en las células de la piel que pueden permanecer “dormidas” durante muchos años antes de comenzar el crecimiento del tumor. Hay otros factores junto a la exposición solar que influyen en la aparición de un carcinoma basocelular: genéticos, traumatismos, agentes químicos, tratamientos inmunosupresores o algunas dermatosis.

Está en su mano aconsejar a sus amigos y familiares que la exposición solar debe ser moderada evitando la quemadura solar.

3. ¿Qué debo hacer para mejorarme o curarme?

Además de evitar el sol, al menos en las horas centrales del día, aplicarse regularmente filtros solares, teniendo en cuenta que se deben aplicar cada dos horas durante el tiempo de exposición solar. La autoexploración periódica de nuestro cuerpo puede detectar precozmente lesiones de pequeño tamaño que son fácilmente curables.

4. ¿Cuál es pronóstico?

El pronóstico en la gran mayoría de los pacientes es muy bueno, eliminándose con una simple extirpación quirúrgica. Son tumores que crecen lentamente y que rara vez metastatizan. Los mas superficiales se pueden tratar con métodos no quirúrgicos: crioterapia, pomadas de imiquimod o terapia fotodinámica.