compartir en google+ compartir en facebook Compartir en Twitter compartir en Linkedin

Información para pacientes

Celulitis

Esta información ha sido elaborada por el grupo de Educación en Salud para la Ciudadanía de la Sociedad Española de Medicina Interna (SEMI). Pretende que los pacientes conozcan mejor sus enfermedades.

logo SEMILogo Educación

¿En qué consiste la enfermedad?

Celulitis es el nombre que se da a los depósitos irregulares de grasa que las mujeres tienden a acumular alrededor de las caderas, el vientre y los muslos. Tiene apariencia de piel de naranja y suele empezar a formarse durante la pubertad, pero no siempre se hace evidente a esa edad.

La celulitis es también una infección bacteriana aguda de la piel y el tejido subcutáneo causada, la mayoría de las veces, por estreptococos o estafilococos. Los síntomas y signos incluyen dolor, calor, eritema que se propaga rápidamente y edema. Ello provoca fiebre, inflamación, enrojecimiento, dolor y calor en la zona afectada.

Se suelen clasificar en 3 tipos. Dura, blanda y edematosa.

Dura; Es el tipo de celulitis que afecta fundamentalmente a mujeres jóvenes. La piel es dura al tacto y difícil de pellizcar con los dedos. Se encuentra principalmente en los muslos y los glúteos. Su apariencia es rugosa, con hoyuelos y a menudo presenta estrías.

Blanda. Este tipo de celulitis la llamada piel de naranja se observa fácilmente, siendo la consistencia de la piel gelatinosa y flácida. Empieza a aparecer en mujeres mayores de 35 años y suele afectar más partes del cuerpo como la panza, los brazos y la espalda.

Edematosa. Aparece en mujeres de 20 a 40 años que retienen líquidos.

Tratamiento:

Para la dura se puede optar a tratamientos no invasivos, como la cavitación. Esta técnica elimina la grasa con ultrasonidos de baja frecuencia y cuenta con evidencia científica que demuestra su efectividad.

Para la celulitis blanda existen varias técnicas invasivas como la liposucción, que requiere pasar por el quirófano para que la grasa sea aspirada del cuerpo, o la intralipoterapia, que consiste en infiltrar sustancias lipolíticas que deshacen la grasa directamente en el tejido adiposo. De esta forma, la grasa se transforma en líquido y se elimina de forma natural por el cuerpo. Las cremas reafirmantes, en tanto, ayudan a mejorar el aspecto y firmeza de la piel con este tipo de padecimiento.

La celulitis crónica o 'piel de naranja' tiende a acumularse sobre todo en caderas, cintura y piernas. Para eliminarla es necesario practicar ejercicio, llevar una dieta saludable y beber mucha agua. Los masajes con alguna crema anticelulitica ayudan a movilizar la grasa y hacer que los nódulos sean más pequeños.

La celulitis edematosa se trata por medio de drenaje linfático para eliminar la acumulación de líquidos o una lipoescultura, para extirpar la grasa de una vez. Además, se recomienda aumentar la práctica de ejercicios cardiacos, ya que así mejorará la circulación sanguínea y, por lo tanto, se optimizará el funcionamiento del sistema linfático.

¿PODRÍA HABERLA EVITADO?, COMO LA PRESENTO, QUÉ DEBO DECIR A FAMILIARES O AMIGOS PARA QUE NO LA TENGAN?

Desgraciadamente no puedes hacer nada para prevenir la celulitis. La mayor parte de las mujeres la sufren, incluso las más delgadas.

¿QUÉ DEBO HACER AHORA PARA MEJORARME?

Una vez que la has desarrollado no puedes hacer gran cosa, a no ser que optes por una intervención quirúrgica (como la liposucción, intervención en la que la grasa es aspirada).

Hay cremas que pretenden reducir la celulitis. Suelen contener algas, extractos de té verde u otros ingredientes, normalmente con la finalidad de estimular la circulación. Úsalas, pero no esperes milagros, aunque puedas notar mejoras en la textura y en el aspecto de tu piel, lo más probable es que se deban al masaje que te des al aplicarlas.

Algunos ofrecen hierbas que prometen reducciones en la celulitis al estimular la circulación, la velocidad del metabolismo y facilitar la eliminación de líquidos. Muchos centros de belleza ofrecen tratamientos.

¿CUÁL ES EL PRONÓSTICO?

En muchas ocasiones es un problema estético, aunque puede vivirse con preocupación.