compartir en google+ compartir en facebook Compartir en Twitter compartir en Linkedin

Información para pacientes

Criptorquidia

Esta información ha sido elaborada por el grupo de Educación en Salud para la Ciudadanía de la Sociedad Española de Medicina Interna (SEMI). Pretende que los pacientes conozcan mejor sus enfermedades.

logo SEMILogo Educación

1. ¿En qué consiste  la enfermedad?

Es una situación que rara vez se ve en él los adultos, sin embargo es posible detectarla en los recién nacidos.

Supone el fallo en el descenso que naturalmente hacen uno o los dos testículos desde su origen, que en el embrión se localiza en la parte alta del abdomen, y que después descienden por el canal inguinal hasta localizarse en la bolsa del escroto. El camino lo emprenden en la semana 12 desde que el embrión se origina, y acaban finalizando el tercer trimestre, entonces por la acción de los andrógenos. De hecho el nombre de la enfermedad deriva de la palabra griega cryptos, que significa escondido, en referencia a que el o los testículos no parecen en su lugar natural, están escondidos.

2. ¿Podía haber hecho algo para evitar la enfermedad, o como la tengo, qué puedo decir a familiares o amigos para que no la padezcan?

Es importante comprobar en todos los recién nacidos varones que ambos testículos han descendido al escroto, pues de no ser así en muchas ocasiones puede resolverse el problema con determinadas hormonas, testosterona, o gonadotropina coriónica.

Si no se hace, hay mucho riesgo de que los testículos no puedan producir espermatozoides, especialmente porque al estar localizados en el abdomen, el calor local los daña, lo que nos sucede si se colocan en la bolsa escrotal. De ser así el sujeto será estéril, no podrá tener hijos.

3. ¿Qué debo hacer ahora para mejorarme?

Si se detecta la anomalía conviene acudir al pediatra y si es el adulto al urólogo, que tras estudiar la situación, a veces realizar una ecografía de abdomen y genitales, ofrecerá  tratamiento. Hemos comentado que en niños hormonoterapia, y en el adulto o la cirugía, la llamada orquipexia.

4. ¿Cuál es el pronóstico?

En general tienen muy fácil arreglo, pero conviene detectarlo cuanto antes en los niños, para evitar que los espermatozoides se dañen. Debemos de saber que su localización anormal también favorece que en determinados casos en el testículo se desarrolle un tumor.