compartir en google+ compartir en facebook Compartir en Twitter compartir en Linkedin

Información para pacientes

Daño cerebral

Esta información ha sido elaborada por el grupo de Educación en Salud para la Ciudadanía de la Sociedad Española de Medicina Interna (SEMI). Pretende que los pacientes conozcan mejor sus enfermedades.

logo SEMILogo Educación

1. ¿En qué consiste la enfermedad?

Resulta de alguna lesión que altera las células del cerebro. A veces es por un golpe o traumatismo. Por ej., si nos caemos y golpeamos, si tenemos un accidente con el coche, o nos golpean en la cabeza. Otras veces los vasos que riegan el cerebro se obstruyen, las más de ellas porque esas arterias tienen sus paredes dañadas, están llenas de grasa, lo que llamamos arteriosclerosis y esos acúmulos disminuyen su luz, con lo que la sangre, que debe oxigenar a esa parte del cuerpo, tiene dificultades para hacerlo. Eso también puede suceder si hacemos submarinismo y quedamos sin respirar, bajo el agua un cierto tiempo. También puede sucedernos si estamos en una habitación en la que el aire está dañado porque una estufa no quema bien y genera gases tóxicos. También se produce daño cerebral que puede llegar a muerte si a  una persona la asfixian o le ponen una soga al cuello y le cuelgan. 

Otras veces esos vasos se rompen; por ej., si tenían alguna malformación, lo que llamamos aneurisma o deben soportar una subida importante y brusca de la tensión arterial, lo que los rompe y sangran; entonces las células del cerebro no sólo se quedan sin oxígeno, sino que el sangrado, el hematoma las comprime contra hueso de la cabeza. Ello es más posible sí estamos anticoagulados, tomamos anticoagulantes y nos pasamos de dosis.

Debo sospechar que he sufrido daño cerebral sI de forma brusca noto dificultad para movilizar una parte de mi cuerpo, me aparece dificultad para hablar, o los demás no entienden lo que les digo, se me altera el equilibrio o me desoriento.

2. ¿Podría haber hecho algo para evitar la enfermedad, o ya que la tengo debería comentar a familiares amigos que deben hacer para no padecerla?

Sería muy útil evitar todas las circunstancias que favorecen que pueda aparecer. Evitar golpes en la cabeza, agarrarme cuando subo o bajo escaleras, si en casa hay alfombras vigilar cuando camino en su borde; tomar muchas precauciones si hago deporte y cuando voy en coche mucho cuidado para evitar accidentes. Es también importante controlar bien mi tensión arterial o el nivel de anticoagulación si tomo esos medicamentos. Me ayudará a mantener mis arterias limpias el hacer una dieta saludable, en la que no caben las grasas saturadas es decir bollería industrial, mantequilla o en abundancia de yemas de huevo y en la que sin embargo puedan estar presentes las frutas y los vegetales, así como los aceites de semillas, bien sean de girasol, maíz o incluso mejor el de oliva que me ayuda a tener un buen nivel de colesterol bueno y menor de colesterol malo. Si soy diabético debo tener bien controlado el azúcar, no fumar y si lo hago, aunque sea poco, abandonar el hábito. También me ayuda llevar una vida con actividad física diaria, me es útil caminar y movilizarme.

3. ¿Qué debo hacer ahora para mejorarme?

Si noto alguna de las manifestaciones antedichas es muy importante en que acuda rápido a un médico para que me valore. Verá la extensión de las lesiones y las otras circunstancias que favorecen el que se haya producido el daño. Las posibilidades de mejoría son mayores cuanto antes se inicia el tratamiento. Este será muy diverso según sean las deficiencias. Los logopedas me ayudarán si mi habla o comprensión están alteradas, los terapeutas ocupacionales me ayudaran a normalizar mi vida, como poder asearme, vestirme, recobrar habilidades previas; los fisioterapeutas me ayudaran a mejorar mi movilidad; en algunas ocasiones puedo precisar ayuda de un psicólogo o psiquiatra porque puedo deprimirme, estar ansioso o irritable. Los neurólogos pueden ofrecerme otros tratamientos que ayudarán a mi recuperación.                     

4. ¿Cuál es el pronóstico de mi enfermedad?

Es muy variable dependiendo del tamaño de la lesión su localización y causa. Comentábamos que lo mejor es iniciar pronto el tratamiento. Cada vez hay mayor oferta para mejorarse o curar, pero a veces quieran deficiencias que hay que aprender a conllevar. Importa pedir ayuda siempre que lo necesitemos y mantener una actitud activa de colaboración, y esforzarnos en todo aquello que los expertos nos indiquen.