Usted está aquí

compartir en google+ compartir en facebook Compartir en Twitter compartir en Linkedin

Información para pacientes

Degeneración macular de la retina

Esta información ha sido elaborada por el grupo de Educación en Salud para la Ciudadanía de la Sociedad Española de Medicina Interna. Pretende que los enfermos conozcan mejor sus enfermedades. 

logo SEMILogo Educación

1. ¿EN QUÉ CONSISTE LA ENFERMEDAD?

Cuando miramos, lo que vemos se proyecta en la parte interna del ojo, en la retina. Allí hay una zona con máxima agudeza, es la llamada mácula. En algunas personas esa zona se daña, y se pierde la capacidad de vista, sobre todo en la parte central de lo que miramos, manteniéndose mejor lo periférico. Suele aparecer en mayores de 60 años, por lo que muchos la asocian con el envejecimiento. Se lesiona el epitelio pigmentado de la retina, se (EPR) producen una serie de cambios en el mismo y en los fotorreceptores (células sensibles a la luz), dañandolos.

Se describen dos formas. La seca ocurre cuando los vasos sanguíneos bajo la mácula se vuelven delgados, frágiles y se forman pequeños depósitos amarillos, llamados engrosamientos localizados. Casi todas las personas con degeneración macular comienzan con la forma seca.

La húmeda ocurre sólo en alrededor del 10% de las personas con degeneración macular. Crecen nuevos vasos anormales y muy frágiles bajo la mácula. Estos vasos dejan escapar sangre y líquido. Este tipo de degeneración macular causa la mayor parte de la pérdida de la visión asociada con la enfermedad.

2. ¿PODRÍA HABERLO EVITADO?

Su aparición se relaciona con la edad, tener antecedentes familiares de la enfermedad, ser fumador, dieta rica en grasas. Es más frecuente en las mujeres y la raza blanca. Por tanto, no podemos evitarla

3. ¿QUÉ DEBO HACER PARA MEJORAR?

Si se nota la pérdidade visión acudir al oftalmólogo. Este valorará sus posibles causas, y con el oftalmoscopio podrá ver nuestro fondo de ojo y la macula, confirmando el diagnóstico. A veces para la seca se inicia tratamiento o con altas dosis de vitaminas, y suplementos minerales. Y para la húmeda inhibidores del angiogénesis. En cualquier caso, es útil llevar una vida sana, con una buena dieta, no fumar, llevar gafas de sol o sombreros, y hacer ejercicio físico regular.

Se inicia a prueba el tratamiento experimental con células madre, pues no tenemos terapias altamente efectivas.

4. ¿CUÁL ES EL PRONÓSTICO?

La enfermedad altera la calidad de vida y en muchos casos conduce a la ceguera