compartir en google+ compartir en facebook Compartir en Twitter compartir en Linkedin

Información para pacientes

Diplopia

Esta información ha sido elaborada por el grupo de Educación en Salud para la Ciudadanía de la Sociedad Española de Medicina Interna (SEMI). Pretende que los pacientes conozcan mejor sus enfermedades.

logo SEMILogo Educación

1. ¿En qué consiste la enfermedad?

En general en todas nuestras caras los ojos ocupan una determinada posición y se mueven en la misma dirección.
Ello es posible porque hay una serie de músculos que los dirigen en un sentido concreto. Y eso es importante porque permite que las imágenes visuales, que entran por la pupila, se reflejen en el interior del ojo, en un punto concreto de mayor agudeza visual, localizado en esa capa del ojo que llamamos retina, y que en el fondo es extensión de un nervio que sale del cráneo que se llama nervio óptico. También del cerebro y por su parte más baja salen determinados nervios craneales que inervan los músculos que mueven los ojos. Son el tercer par craneal que dirige los ojos hacia la nariz y hacia el interior, y que si está dañado no puede realizar ese movimiento, con lo que los ojos se dirigen hacia la parte externa del cuerpo, a las orejas, lo que llamamos padecer estrabismo divergente.

Otro par es el cuarto par craneal, también llamado patético, que hace que determinados músculos lleven el ojo en dirección hacia la parte externa del cuerpo y hacía abajo. Y queda el sexto par, que inerva músculos que permiten que los ojos se dirijan hacia arriba, a las cejas, y hacia afuera, hacia las orejas. Si se daña este par los ojos no pueden realizar esos movimientos y se dirigen hacia la parte central de la cara, a la nariz, dando origen a lo que llamamos estrabismo convergente.

Los estrabismos no sólo hacen que nuestra cara sea rara, o tenga una configuración anómala, sino que, y es lo más importante a no dibujarse las imágenes que vemos en el mismo punto. El que lo padece tiene diplopía, es decir ve doble.

2. ¿Podría haberla evitado, y puesto que la tengo qué debo decir a familiares amigos para que no la padezcan?

No es fácil de evitar pues muchas de las lesiones en los nervios que inervan los músculos del ojo se producen por tumores en zonas vecinas, por ej. en la glándula hipófisis que  se localiza muy cerca de donde se cruzan esos nervios en el cerebro.

Ciertos alimentos vegetales, sin tratar pueden dañarlos, y evitar su ingesta es muy útil.

3. ¿Qué puedo hacer ahora para mejorarme?

Si los demás o usted aprecian esas modificaciones en sus ojos, o comienza ver doble es conveniente que acuda a un oftalmólogo o neurólogo para que le valore. Que intente conocer la causa del proceso, y en su caso ofrecerle el mejor tratamiento disponible.

4. ¿Cuál es el pronóstico?

Varía según su causa.