Usted está aquí

compartir en google+ compartir en facebook Compartir en Twitter compartir en Linkedin

Información para pacientes

Diverticulitis

Esta información ha sido elaborada por el grupo de Educación en Salud para la Ciudadanía de la Sociedad Española de Medicina Interna. Pretende que los enfermos conozcan mejor sus enfermedades. 

logo SEMILogo Educación

1. ¿En qué consiste la enfermedad?

Los divertículos son como unas pequeñas bolsas que surgen de la pared interna del intestino. Es como si hubiera un orificio y la parte o capa interna del intestino se metiera por él, a modo de hernia, y saliera por la superficie externa.

2. ¿Qué podría haber hecho yo para no padecerla, y como la tengo, qué debo decir a amigos o familiares para que la eviten?

Se estima que los divertículos se producen cuando hay una presión del contenido intestinal sobre la pared. Esa presión es mayor en la parte más estrecha del mismo, que corresponde al final del intestino grueso, de lo que llamamos el colon, en su parte más avanzada que llamamos colon sigmoide. Son más frecuentes en esa zona, pero también aparecen por todo el colon, e incluso en el intestino delgado. Afecta más a las personas mayores, pero también aparecen en jóvenes.

El conseguir que la deposición no será dura, especialmente comiendo alimentos que dejen residuos, que serían ricos en fibra no digerible. También ayuda a no padecer los vivir sin ansiedad o estrés.

3. De aquí en adelante ¿qué debo hacer para mejorar o curarme?

Cuando aparecen alguna de sus manifestaciones como un dolor a nivel de la fosa ilíaca izquierda, diarrea, náuseas o sangrado por el recto nos debemos poner en manos de un especialista, que suele ser un gastroenterólogo, y más específicamente un proctólogo. Él planteará realizarle algunas pruebas que lo confirmen y descartar otras enfermedades que tienen manifestaciones parecidas. Será útil realizar una ecografía del abdomen, así como una colonoscopia, que consiste en introducir por el ano un instrumento, el colonoscopio que le permitirá ver el interior del intestino si existen entradas a esas bullas que llamamos divertículos. Pero esta prueba no debe realizarse en la fase aguda de la enfermedad. También es útil la práctica de un TAC o una resonancia nuclear magnética del abdomen.

En ocasiones los diverticulos se alteran, se inflaman, y producen lo que llamamos diverticulitis. En esta fase conviene dejar en reposo el intestino, evitando alimentarnos por vía oral, y sí se puede, hacerlo por líquidos intravenosos.

Pasada esa fase la alimentación debe contener líquidos abundantes, y ser rica en fibra no digerible, para que genere residuos y la deposición sea más fácil

4. ¿Cuál es el pronóstico?

Muchas personas viven con Diverticulos toda su vida sin saber que los presentan porque no les causan molestias. Otros pueden estrechar el colon, abrirse o fístulaizarse, perforando la pared intestinal y sacando pus al peritoneo, que es una túnica o capa que recubre por dentro todo él abdomen.