compartir en google+ compartir en facebook Compartir en Twitter compartir en Linkedin

Información para pacientes

Enfisema y EPOC

Esta información ha sido elaborada por el grupo de Educación en Salud para la Ciudadanía de la Sociedad Española de Medicina Interna (SEMI). Pretende que los pacientes conozcan mejor sus enfermedades.

logo SEMILogo Educación

1. ¿En qué consiste padecer EPOC y o enfisema?

Estas siglas (es un acrónimo) corresponden a la Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica, es decir, a una enfermedad que hace que sea difícil vaciar el aire de nuestros pulmones (por obstrucción al flujo de aire).

¿Qué es respirar? Cuando inspiramos, es decir, cuando el tórax se expande y aumenta su capacidad, entra el aire en el mismo y progresa desde la nariz por la garganta y de allí a la laringe, la tráquea y el árbol bronquial, descendiendo hacia la parte más profunda de los pulmones, lo que llamamos los alveolos, y allí renueva el aire que contienen y que era pobre en oxígeno porque aquí llegaba lo que quedaba en los hematíes que, transportados por las venas, había recogido el oxígeno que era el sobrante del que había sido repartido en todos los órganos, y en ellos de sus elementos más sencillos o células. Ese intercambio es muy importante porque desde los alveolos pulmonares, ese aire renovado y rico en oxigeno es llevado por la sangre, a través de las arterias, a los diferentes órganos del cuerpo y en ellos a sus células para que sigan vivas y realicen sus funciones.

Es por tanto muy importante que los tubos por los que el aire entra y sale del pulmón estén sanos y limpios. El término EPOC se utiliza para incluir la bronquitis crónica (cuando los bronquios se inflaman y se llenan de moco), el enfisema (por destrucción de los alveolos pulmonares que son una especie de sacos localizados al final de los bronquios y que llenan los pulmones) o una combinación de ambas patologías.

2. ¿Qué podría haber hecho para no padecerlo, y qué debo decir a familiares o amigos para que no le tengan?

No siempre es fácil pues el  enfisema a veces se produce por una alteración genética, está dañado el gen que regula la síntesis en las células del pulmón de una proteína, la 1 antitripsina, que hace en que los alvéolos del pulmón estén expandidos. Otras veces la situación se puede evitar por ej. el tabaco es la causa más importante de aparición de bronquitis crónica. No fumar puede evitar su aparición.

3. ¿Qué puedo hacer para mejorarme?

Es importante reconocer las molestias que producen las enfermedades que causan el EPOC, y acudir a un médico para que nos ayude.

Las molestias que produce la bronquitis crónica son: el enfermo tiene inflamación o catarro de las vías respiratorias bajas, con tos frecuente y expectoración abundante, en general durante más de tres meses en al menos dos años consecutivos. Luego puede respirar con dificultad (disnea). Al principio sólo al realizar grandes esfuerzos, subir cuestas, etc. pero cuando progresa aparece al realizar menos trabajo, e incluso estando en reposo.

4. ¿Y qué molestias causa el enfisema?

Todos respiramos permanentemente y no somos conscientes de hacerlo. Los que padecen enfisema tienen fatiga incluso estando en reposo.

El médico experto nos explorará en busca de algunos rasgos físicos que pueden aparecer en los que padecen esas enfermedades. A los bronquíticos crónicos se les llama BB (del inglés “blue bloater”), porque pueden aparecer hinchados, y al no oxigenarse bien su cuerpo, la zona de las mucosas, por ejemplo los labios, toman un color azulado, lo que llamamos cianosis. A los que tienen enfisema les llamamos PP (del inglés “pink puffer” o soplador rosado), porque suelen estar delgados, y con una palidez blanco rosada.

Ese experto le explorará y auscultará sus pulmones; con frecuencia le hará análisis de sangre, y a través de una gasometría medirá la cantidad de oxígeno que lleva. Puede solicitar una radiografía de tórax, lo que le permitirá ver el estado de sus pulmones. También valorara lo bien o mal que entra y sale el aire de sus pulmones, haciéndole que sople por un tubo que permite conocer los volúmenes de aire que moviliza, lo que llamamos una espirometría.

Después del diagnóstico me orientará sobre cómo seguir mi vida. Está muy claro lo que no se debe hacer; fumar o respirar ambientes muy polucionados; importa no tener infecciones en esas regiones, por lo que hay que evitar los cambios bruscos de temperatura, exponerse al frío, o convivir con enfermos infecciosos. Es útil ponerse las vacunas contra la gripe y el neumococo, y en caso de infección tomar los antibióticos adecuados. Por otra parte, su médico podrá administrarle fármacos que abren la vía aérea, lo que llamamos broncodilatadores. En algunos casos serán útiles ciertos anti inflamatorios (derivados de la prednisona), e igualmente, si su cuerpo se oxigena mal, administrarle aire rico en oxígeno mediante mascarilla y que le llega a través de una bombona que lo contiene.

5. ¿Cuál es el pronóstico?

Está en función de la importancia e intensidad del daño en los pulmones. Con las medidas terapéuticas adecuadas la vida puede tener gran calidad en las fases iniciales de la enfermedad. Si está muy avanzado tendremos limitados los esfuerzos y necesitamos bombonas de oxígeno para respirar.