compartir en google+ compartir en facebook Compartir en Twitter compartir en Linkedin

Información para pacientes

Eyaculación precoz

Esta información ha sido elaborada por el grupo de Educación en Salud para la Ciudadanía de la Sociedad Española de Medicina Interna (SEMI). Pretende que los pacientes conozcan mejor sus enfermedades.

logo SEMILogo Educación

1. ¿En qué consiste la enfermedad?

Es una situación en la que el hombre eyacula antes de penetrar a  la mujer, o lo hace muy pocos segundos después de haberlo hecho. De forma puntual es un trastorno muy frecuente que está presente en  un 25 al 40 por ciento de ellos en algún momento de su vida sexual activa. En realidad consiste en una falta de control del reflejo eyaculatorio. La situación se considera como trastorno cuando el hombre eyacula en un 50 por ciento de las veces antes de que la mujer alcance el orgasmo. Esa situación altera el bienestar sexual o o emocional de uno o ambos amantes, por la conclusión repentina del acto sexual.

La eyaculación requiere dos acciones secuenciales: la emisión y la expulsión. La emisión es el primer mecanismo e involucra la deposición del líquido seminal de los conductos deferentes, las vesículas seminales y de la glándula prostática a la uretra posterior. La segunda fase de la expulsión del semen incluye el cerrado del cuello de la vejiga seguido de contracciones rítmicas de la uretra por intermedio de los músculos pélvicos y del perineo y la relajación intermitente del esfínter externo de la uretra. Existen un trasmisor del impulso nervioso que es la llamada serotonina, y que se cree está implicada en el proceso. Habitualmente inhibe la eyaculacion. Y cuando ésta, que debe eliminarse a través de los nervios simpáticos que inervan esa zona, se encuentra a niveles bajos, ese déficit favorece la aparición del trastorno.

2. ¿Qué podría haber hecho yo para no padecerla y, como la tengo, qué debo decir a amigos o familiares para que la eviten?

La situación es difícil de evitar, pues se  estima que muchísimos casos tiene una base genética. En otros su causa se desconoce. Debe saberse que puede ser frecuente en adolescentes que inician su relaciones sexuales, y que con el tiempo van mejorando el control de los músculos del suelo pélvico y el proceso se corrige. Los hombres entre los 18 y 30 años, tardan una media de seis minutos entre el inicio del placer sexual, y alcanzar el clímax, que es cuando se eyacula.

Situaciones de ansiedad, preocupación o creerse padecer algún defecto anatómico de los genitales la favorecen.

3. De aquí en adelante ¿qué debo hacer para mejorar o curarme?

Acudir a un urólogo o un sexólogo que valore la situación. Que nos ayude a mejorar nuestro condicionamiento mental al sexo y el control del estímulo erótico. Se intenta hacer que el hombre se acostumbre a mantener una erección por un período prolongado, a medida que se incremente gradualmente su tolerancia sexual.

Importa saber que los afectos pueden beneficiarse con la toma de medicamentos antidepresivos, como paroxetina o sertralina, o fármacos inhibidores de la recaptación de la serotonina, debido a que tienden a mejorar los tiempos de eyaculación. Excepcionalmente se acude a la cirugía, practicándose una neurotomía selectiva

4. ¿Cuál es el pronóstico?

 En la mayoría de los casos el hombre es capaz de aprender el control de la eyaculación a través de la educación y de la práctica de las técnicas simples descritas anteriormente. La eyaculación precoz crónica puede ser un signo de ansiedad o de depresión, condiciones que podrían resolverse con una intervención psiquiátrica. También ayuda la realización del acto sexual en determinadas posturas, y sobre todo la complicidad de la pareja, hablando abiertamente de esta situación, y las formas de abordarla.

Lo que no cabe duda es que la eyaculación precoz impide la procreación en la mayor parte de las ocasiones.

Leer más