compartir en google+ compartir en facebook Compartir en Twitter compartir en Linkedin

Información para pacientes

Fibrilación auricular

Esta información ha sido elaborada por el grupo de Educación en Salud para la Ciudadanía de la Sociedad Española de Medicina Interna. Pretende que los enfermos conozcan mejor sus enfermedades. 

logo SEMILogo Educación

¿Qué es la enfermedad?

La fibrilación auricular es una de las alteraciones del ritmo más habituales en nuestro medio. Afecta a más del 1% de la población en España. Se trata de una arritmia, o alteración del ritmo del corazón. En ella las aurículas del corazón no se contraen con normalidad, lo que hace que los latidos sean irregulares y generalmente rápidos.

El diagnóstico se realiza con un electrocardiograma. Esta prueba confirma la presencia de la fibrilación auricular y aporta información de otras enfermedades que pueda tener el corazón. 

La fibrilación auricular aparece en la mayoría de casos como consecuencia del envejecimiento natural del corazón, generalmente asociado a la presencia de edad avanzada o de hipertensión arterial. Pero en algunos casos aparece provocada por otra enfermedad, que tendremos que tratar para poder controlar la propia fibrilación auricular. Por este motivo cuando encontramos por primera vez esta arritmia hacemos una serie de pruebas. Lo más importante, como pasa siempre, es hacer una buena historia clínica, indagando acerca de la presencia de otras enfermedades del corazón, pulmón o de la glándula tiroides. En caso de que se sospeche una de estas enfermedades tendríamos que hacer pruebas para diagnosticarlas, y en su caso tratarlas. Por ejemplo, si el paciente nos dice que es roncador, que por la noche hace pausas en las que se queda sin respirar y por el día tiene tendencia a quedarse dormido, haremos un estudio del sueño buscando una posible apnea-hipopnea del sueño. Además, aunque la entrevista sea normal haremos siempre una analítica completa y un ecocardiograma. La analítica incluirá un hemograma (estudio de las células de la sangre), un estudio de coagulación, de la función de riñones, hígado y tiroides, además de glucosa, sodio y potasio. El ecocardiograma es una prueba en la que vemos el corazón con ultrasonidos, y nos permite valorar tanto su forma y tamaño, como su funcionamiento. Es una prueba muy importante porque nos da pistas acerca de posibles enfermedades cardíacas que hayan provocado la fibrilación auricular, y también acerca de si la fibrilación auricular ha afectado a la función del corazón. La analítica solemos repetirla una vez al año, mientras que el ecocardiograma lo hacemos en la primera valoración, y no lo repetimos de forma rutinaria.  

Aunque no se trata de una arritmia de las que consideramos malignas, que son aquellas que pueden ocasionar muerte súbita o infartos, si no ponemos medios de prevención puede causar algunas complicaciones. 

El hecho de que las pulsaciones sean más rápidas de lo normal puede provocar un fallo en la función del corazón para bombear sangre al resto del organismo, lo que se conoce como insuficiencia cardíaca, que suele manifestarse como disnea (fatiga, notar que no entra el aire) y como retención de líquidos con hinchazón de las piernas. El aumento de las pulsaciones también puede provocar dolor en el pecho, angina, causado por aumento del trabajo del corazón y disminución de la sangre que éste recibe. 

Por otro lado, la aparición de fibrilación auricular aumenta el riesgo de que se forme un trombo o coágulo de sangre en el corazón y que desde allí se bombee hacia algún órgano. Lo más grave, y desgraciadamente lo más frecuente es que cuando se forma un trombo y migre lo haga hacia el cerebro, provocando una embolia cerebral (infarto cerebral). Los infartos cerebrales son enfermedades graves, que pueden provocar la muerte o la supervivencia con secuelas importantes, por lo que la prevención de estos episodios es una de las partes más importantes del tratamiento de la fibrilación auricular. 

Además, el aumento de las pulsaciones y su irregularidad también pueden notarse por el paciente como palpitaciones. 

Para el manejo de la fibrilación auricular existen 2 alternativas aceptadas: dejar al paciente con la arritmia, pero controlando la frecuencia cardíaca (que el ritmo siga irregular, pero no rápido), o restaurar el ritmo normal del corazón. Cada una de ellas tiene ventajas e inconvenientes, y se debe valorar la idoneidad para cada paciente individualmente. Con frecuencia se dan medicamentos para reducir el número de pulsaciones. En todos los casos hay que valorar el riesgo de que el paciente tenga una embolia, y balancearlo con el riesgo de que tenga un sangrado. El tratamiento más eficaz para reducir la aparición de embolias es la anticoagulación de la sangre, que previene de forma muy eficaz la formación de trombos, aunque también aumenta la probabilidad de tener sangrados. Esta decisión también se debe realizar de forma individual para cada paciente, a la mayoría se les va a aconsejar tratarse con un medicamento anticoagulante. 

Resumen:

Qué es la fibrilación auricular 

La fibrilación auricular es un problema en la contracción de las aurículas del corazón. Conoce sus repercusiones, y cómo identificar y tratar este problema. 

Causas y factores de riesgo de la fibrilación auricular 

Habitualmente la fibrilación auricular aparece en personas con alguna enfermedad cardiaca previa. Conoce a qué trastornos y causas se asocia su aparición. 

Síntomas de la fibrilación auricular 

Muchas personas con fibrilación auricular no notan síntomas. Otros pueden ser leves y algunos graves, que hacen que el corazón lata rápido o baje la tensión. 

Complicaciones de una fibrilación auricular 

La complicación más grave de la fibrilación auricular es el infarto o embolia cerebral. Sin una terapia preventiva el riesgo se incrementa con la edad. 

Diagnóstico de la fibrilación auricular 

Los pacientes con fibrilación auricular tienen un pulso muy irregular y más rápido de lo normal. El diagnóstico se puede confirmar con un electrocardiograma, 

Tratamiento de la fibrilación auricular 

El tratamiento de la fibrilación auricular incluye el tratamiento de la enfermedad de base, el control del ritmo y frecuencia cardiaca, evitar trombos…