compartir en google+ compartir en facebook Compartir en Twitter compartir en Linkedin

Información para pacientes

Fisura anal

Esta información ha sido elaborada por el grupo de Educación en Salud para la Ciudadanía de la Sociedad Española de Medicina Interna. Pretende que los enfermos conozcan mejor sus enfermedades. 

logo SEMILogo Educación

1. ¿EN QUÉ CONSISTE LA ENFERMEDAD?

Es un desgarro en la mucosa del ano, por debajo de la línea dentada, en la línea media posterior del ano, la cual generalmente causa dolor intenso al defecar, sangrado, estreñimiento y ardor. Aparece sangre fresca en el papel a limpiarnos tras defecar.

2. ¿PODRÍA HABERLA EVITADO?, COMO LA PRESENTO QUÉ DEBO DECIR A FAMILIARES O AMIGOS PARA QUE NO LA TENGAN?

Es útil evitar el estreñimiento mediante una dieta rica en fibra o bien la toma de lo que se conoce como agentes de volumen (compuestos de semillas que favorecen la realización de deposiciones blandas y no diarreicas y que son sustitutos de la fibra vegetal). Incluso hay quien toma salvado de trigo disuelto en líquidos con las comidas.

3. ¿QUÉ DEBO HACER AHORA PARA MEJORARME?

El médico, mejor el digestólogo, o el proctólogo recogerá sus molestias e inspeccionará sus lesiones. Puede que le indique baños de asiento con agua templada durante 10-15 minutos después de cada deposición, o la aplicación de tratamientos tópicos a base de pomadas o cremas que contengan anestésicos locales, antiinflamatorios (corticoides etc.) que pueden producir un alivio sintomático, o con ungüentos o pomadas a base de nitroglicerina que relajan la musculatura esfinteriana, de modo que, al aplicarla durante un mes como mínimo, se permitiría la cicatrización de la lesión. Si aparece úlcera la inyección de toxina botulínica en el músculo esfinteriano producira una parálisis reversible de éste, con el consiguiente efecto beneficioso en el proceso de cicatrización de la úlcera. Cuando todos los tratamientos descritos fracasan, está indicado el tratamiento quirúrgico.

Los resultados de esta intervención son excelentes y la mejoría en la sintomatología prácticamente inmediata, si bien su carácter irreversible aconseja la realización primero de otros tratamientos más conservadores.

4. ¿CUÁL ES EL PRONÓSTICO?

Con los múltiples tratamientos existentes el pronóstico es bueno