compartir en google+ compartir en facebook Compartir en Twitter compartir en Linkedin

Información para pacientes

Gota

Esta información ha sido elaborada por el grupo de Educación en Salud para la Ciudadanía de la Sociedad Española de Medicina Interna (SEMI). Pretende que los pacientes conozcan mejor sus enfermedades.

logo SEMILogo Educación

1. ¿EN QUÉ CONSISTE LA ENFERMEDAD?

El enfermo tiene un el exceso de ácido úrico en el organismo (hiperuricemia) que puede acumularse en distintas partes del cuerpo como las articulaciones, los riñones o los tejidos blandos. La gota se caracteriza por episodios repetidos de dolor articular e inflamación. Surge como consecuencia del depósito de cristales de ácido úrico o urato en las articulaciones, preferentemente en las más bajas del cuerpo. Inevitablemente este depósito de cristales de ácido úrico es consecuencia de la hiperuricemia o niveles altos de éste en sangre.

El ácido úrico es un producto de desecho procedente de la descomposición de unas sustancias llamadas purinas, que se encuentra normalmente en pequeñas cantidades en la orina. Si se presenta un exceso de ácido úrico en el organismo, este puede acumularse en distintas partes del cuerpo como las articulaciones, los riñones, o los tejidos blandos. Si se acumula en las articulaciones, concretamente en el líquido sinovial, se produce la formación de cristales de ácido úrico, que son los responsables de la inflamación y la hinchazón. Es importante aclarar que un individuo con hiperuricemia no tiene por qué presentar gota.

2. ¿PODRÍA HABERLA EVITADO? COMO LA PRESENTO, QUÉ DEBO DECIR A FAMILIARES O AMIGOS PARA QUE NO LA TENGAN?

La enfermedad tiene una base genética, y no es evitable. Aumenta los niveles de úrico sí el sujeto tiene insuficiencia renal, o por quimioterapia se destruyen muchos tejidos, por ej. si existe un tumor, y por alimentarse con sustancias que lo contienen, en general mariscos y vísceras.

3. ¿QUÉ DEBO HACER AHORA PARA MEJORARME?

En presencia de sus síntomas acudir al médico, un reumatólogo. A veces hay un periodo largo en el que sólo existe la hiperuricemia, que es asintomática. Luego puede aparecer una crisis gotosa, que se expresa con dolor muy intenso, que normalmente comienza durante la noche, y que cede al cabo de los días o las semanas. Externamente, la piel aparece caliente y enrojecida y es extremadamente sensible al tacto (puede llegar a resultar molesto el roce de la sabana o cualquier otro contacto físico). Como síntoma secundario, en ocasiones puede aparecer fiebre.

El médico explorará la articulación, muy rara vez se precisa puncionarla y estudiar al microscopio si existen cristales de ácido úrico, y medir sus niveles en la sangre. En la articulación pueden aparecer tofos, que son protuberancias que se forman alrededor de la articulación como resultado de la acumulación progresiva de unos cristales sobre otros. Estas formaciones son indoloras, pero pueden llegar a ulcerarse o fistulizar (formarse una fístula) dejando salir una sustancia blanquecina (cristales de urato). Los tofos se localizan por lo general en codos, articulaciones de las manos, tendón de Aquiles y en el pabellón articular.

El médico luego ofrecerá tratamiento que es eficaz para la fase aguda, y también para bloquear el aumento de niveles de ácido, la fase crónica.

4. ¿CUÁL ES EL PRONÓSTICO?

Las consecuencias de una artritis gotosa crónica pueden ser: la deformación de las articulaciones, la pérdida de movilidad en las mismas y la presencia prácticamente continua de dolor.

El haber tenido una primera crisis no asegura que no se repita.

Las consecuencias de una artritis gotosa crónica pueden ser: la deformación de las articulaciones, la pérdida de movilidad en las mismas y la presencia prácticamente continua de dolor. Pueden aparecer signosde disfunción-insuficiencia renal, alteraciones vasculares de riñón y cólicos renales, estos últimos debidos a la eliminación de los cristales de ácido úrico por la orina. También hipertensión arterial, y aumenta el riesgo de enfermedades cardiovasculares.