compartir en google+ compartir en facebook Compartir en Twitter compartir en Linkedin

Información para pacientes

Hemorragia

Esta información ha sido elaborada por el grupo de Educación en Salud para la Ciudadanía de la Sociedad Española de Medicina Interna (SEMI). Pretende que los pacientes conozcan mejor sus enfermedades.

logo SEMILogo Educación

1. ¿En qué consiste esta enfermedad?

Es una situación en la que la persona pierde sangre en porque se ha producido una lesión en alguno de sus vasos sea directamente en ellos o de un órgano donde se encuentran. En ocasiones se ve favorecida por una alteración la sangre que tiene dificultades para coagularse, es decir cambiar el estado líquido normal por el que circula por los tubos por uno sólido que llamamos coágulo y que podría taponar la brecha en el vaso. Ello en general se debe a que en la sangre tenemos muchas proteínas de procedencia muy diversa pero muchas son fabricadas en el hígado que van transformándose unas en otras y ello lleva a que una proteína llamada fibrinógeno, que es soluble en el plasma, el líquido de la sangre, es alterada y pierde un pedazo de su molécula y se transforma en fibrina, que es una proteína estructural que forma mallas, aprisionando en su interior a los hematíes o glóbulos rojos y dando origen a ese tapón que llamamos coágulo.

2. ¿Qué podría haber hecho yo para no padecerla, y como la tengo, qué debo decir a amigos o familiares para que la eviten?

Depende de su origen. Si la causa está en que el vaso se ha roto por ejemplo por una subida de la tensión arterial, o por un traumatismo que ha dañado el órgano por ej. al caernos por la escalera y golpearnos la cabeza, el evitar esos accidentes es muy importante. Si por el contrario el sangrado se ve favorecido o facilitado por una alteración en las proteínas de la coagulación, cosa que suele tener una base genética, no podemos evitarlo. Eso es lo que les pasa a los hemofílicos, que tienen dificultad en fabricar una de las proteínas imprescindibles para que la sangre coagule.

3. De aquí en adelante ¿qué debo hacer para mejorar o curarme?

Depende del tipo de sangrado, si es en escasa cantidad, pero repetido, algo que puede suceder a las mujeres que tienen reglas abundantes, lo que sucede es que hay un defecto en la fabricación de los hematíes, concretamente de la proteína que contienen que llamamos hemoglobina se nos produce anemia y ello puede corregirse  administrando hierro. Si el sangrado se debe a úlceras, y hay muchas enfermedades del tubo digestivo que las producen, tratar las enfermedades que las causan es lo indicado. Si el enfermo ve facilitado el sangrado por la toma de anticoagulantes, en un centro sanitario le indicarán la posibilidad de suspender esa medicación, y en algún caso le ofrecerán fármacos para neutralizar el sangrado. Si la hemorragia es importante, puede provocar anemia aguda, que a su vez puede conllevar problemas de salud importantes, mareos, síncope shock, o falta de riego en los órganos, como podría ser un infarto de miocardio, angina de pecho o un accidente cerebrovascular o ictus isquémico.

4. ¿Cuál es el pronóstico?

Es muy diferente según la situación causal, la intensidad el sangrado o los rasgos del enfermo que la padece. En general, la mayor parte tiene buena solución retirando anticoagulantes, aportando vitaminas para que la sangre se regenere, tratando las enfermedades causales o trasfundiendo sangre.