compartir en google+ compartir en facebook Compartir en Twitter compartir en Linkedin

Información para pacientes

Hipertensión arterial

Esta información ha sido elaborada por el grupo de Educación en Salud para la Ciudadanía de la Sociedad Española de Medicina Interna (SEMI). Pretende que los pacientes conozcan mejor sus enfermedades.

logo SEMILogo Educación

1. ¿EN QUÉ CONSISTE LA ENFERMEDAD?

La tensión arterial es la relación que se establece entre la sangre que circula por las arterias y la pared de las mismas. La expresamos con dos valores, la de máxima o sistólica, que corresponde a la sangre que expulsa o eyecta el ventrículo izquierdo al contraerse y que trata de ampliar el calibre de las arterias, y la mínima o diastólica, que es la residual, cuando el ventrículo no se vacía sino se llena, lo que llamamos diástole y la sangre que queda en las arterias del cuerpo.

Los valores de la tensión en un sujeto normotenso o sano no superan los 140 mmHg o 14, de forma coloquial para la sistólica, ni 90 mmHg, o 9 para la diastólica o mínima. Cualquier valor de ellas por encima de lo señalado define al sujeto como hipertenso.

En muchos casos es asintomática, otras veces causa dolor de cabeza.

2. ¿PODRÍA HABERLA EVITADO?, COMO LA PRESENTO QUE DEBO DECIR A FAMILIARES O AMIGOS PARA QUE NO LA TENGAN?

Suele haber una presencia familiar de hipertensos, por lo que se han estudiado genes que pueden estar implicados en su origen, pero también aparece por determinados factores ambientales, como puede ser ingerir mucha sal, tener exceso de peso, vida sedentaria, ser fumador, ansiedad, o enfermedades del riñón, cápsulas suprarrenales, o la diabetes. Y también la toma de ciertos medicamentos.

3. ¿QUÉ DEBO HACER AHORA PARA MEJORARME?

Debo tomar me de forma periódica la tensión arterial, lo cual es muy sencillo. Si verificó que está elevada acudir a mi médico. Este me estudiará sus posibles causas. También evaluará si la elevación tensión me ha causado daño en diferentes órganos, pues es frecuente que lo haga sobre los vasos de los ojos, los riñones, el corazón etc.

A continuación, me indicará ciertas medidas higiénico dietéticas que me serán útiles: evitar la sal, perder peso, dejar el tabaco, aumentar la actividad física, y me ofrecerá posibles tratamientos o fármacos

4. ¿CUÁL ES EL PRONÓSTICO?

Suele ser muy bueno, pues disponemos de muchos medicamentos muy eficaces para controlarla, lo que es importa es que los tomemos como nos indiquen, nos controlemos sus valores de forma periódica, y no abandonemos los fármacos.

Es mejor sí sus cifras disminuyen por la noche, el sujeto es lo que llamamos un dipper. Debemos de saber que con frecuencia se asocia a otras circunstancias, como la diabetes, la obesidad, el sedentarismo, el tabaquismo, lo que llamamos síndrome metabólico y esas circustancias o un mal control favorecen el desarrollo de la arteriosclerosis, con lo que incluso siendo joven puede haber lesiones coronarias, angina o infartos de miocardio, ictus, dificultades de riego en las piernas, en los vasos del fondo de los ojos o de los nervios.