compartir en google+ compartir en facebook Compartir en Twitter compartir en Linkedin

Información para pacientes

Hipo e hiperparatiroidismo

Esta información ha sido elaborada por el grupo de Educación en Salud para la Ciudadanía de la Sociedad Española de Medicina Interna (SEMI). Pretende que los pacientes conozcan mejor sus enfermedades.

logo SEMILogo Educación

1. ¿En qué consisten esas enfermedades?     

El término paratiroides es un término desafortunado ya que estas glándulas, situadas en el cuello no tienen nada que ver con la glándula tiroides. El término hace referencia a que están al lado o mejor dicho detrás de la glándula tiroides. Son cuatro glándulas muy pequeñas, del tamaño de una lenteja cada una, y su función es la producción de una hormona llamada hormona paratiroidea o más conocida por su abreviatura del inglés PTH (parathyroid hormone).

Estas cuatro, aparentemente insignificantes glándulas, tienen una misión muy importante como es la regulación de los niveles de calcio y fósforo en la sangre. Así la falta de PTH (lo que llamamos hipoparatiroidismo) produce una bajada de los niveles de calcio y aumento de los de fósforo que puede ser muy peligrosa. Esta es una alteración aislada rara, pero se puede producir durante la cirugía del tiroides ya que por su pequeño tamaño y localización es a veces difícil la detección de las glándulas paratiroides. 

Por otro lado, el exceso de hormona paratiroidea, lo que llamamos hiperparatiroidismo produce justamente lo contrario: aumento de los niveles de calcio en sangre y disminución de los de fósforo, esta alteración llamada hiperparatiroidismo es más común y se detecta con frecuencia en una analítica de sangre de rutina por otros motivos. 

Según el grado de hiperparatiroidismo se pueden tener solamente alteraciones en la analítica o diversos grados de afectación si los niveles de calcio y de PTH son muy elevados: osteoporosis, piedras en el riñón, zonas de pérdida de hueso localizadas, deterioro de la función de los riñones e incluso alteraciones mentales y del carácter.

2. ¿Podría haberlo evitado, o que debo aconsejar a familiares o amigos para que no la padezcan?

Importa vigilar los niveles del calcio y el fosforo en el cuerpo, e ir a su médico.

3. ¿Ahora qué debo hacer para mejorarme?

El hiperparatiroidismo se trata con cirugía (eliminar la glándula que causa el exceso de producción de hormona). Desafortunadamente esto a veces no es sencillo: puede que la glándula afectada no se vea, que haya varias afectadas o incluso todas ellas. Para complicar más el tema a veces hay glándulas en otras regiones fuera del cuello. Dada la complejidad del hiperparatiroidismo es necesaria la evaluación por médicos con experiencia en paratiroides, realizar un estudio completo antes de la cirugía y contar con la ayuda de un cirujano experto en este tipo de cirugía. 

En los pocos casos en los que no sea posible la cirugía porque no se localiza la paratiroides responsable del problema o porque el paciente no se considera en condiciones para la intervención contamos desde hace algunos años con medicación específica. Dado que la medicación es costosa y que solo se dispensa en farmacias de hospital, se requiere de nuevo el seguimiento por médicos con experiencia. 

En el manejo de hipoparatiroidismo se aporta calcio para mantener equilibrados sus niveles en sangre.

4. ¿Cuál es el pronóstico?

Los problemas de las glándulas paratiroides sobre todo por exceso (hiperparatiroidismo) son relativamente frecuentes, son tratables y curables, pero requieren un manejo por parte de médicos con experiencia en esta patología.