compartir en google+ compartir en facebook Compartir en Twitter compartir en Linkedin

Información para pacientes

Leucemia mieloide crónica

Esta información ha sido elaborada por el grupo de Educación en Salud para la Ciudadanía de la Sociedad Española de Medicina Interna (SEMI). Pretende que los pacientes conozcan mejor sus enfermedades.

logo SEMILogo Educación

1. ¿En qué consiste esta enfermedad?

La leucemia mieloide crónica (chronic myeloid leukemia, CML), también conocida como leucemia mielógena crónica, es un tipo de tumor que se inicia en ciertas células productoras de sangre de la médula ósea. En la leucemia mieloide crónica (CML), se produce un cambio genético en una versión temprana (inmadura) de células mieloides, las células que producen glóbulos rojos, plaquetas, y la mayoría de los tipos de glóbulos blancos (excepto linfocitos). Este cambio genético da origen a un gen anormal llamado BCR- ABL, que convierte la célula inmadura de la médula ósea en una célula CML. Entonces las células crecen y se dividen, se acumulan en la médula ósea y se extienden a la sangre, y también pueden invadir otras partes del cuerpo, incluyendo el bazo. 

La CML es una enfermedad cuyo crecimiento es relativamente lento, pero que puede transformarse en una leucemia aguda de crecimiento rápido.

La mayoría de los casos de CML ocurre en adultos.

En algún momento, las células de leucemia salen de la médula ósea y entran al torrente sanguíneo, causando a menudo un aumento en el número de glóbulos blancos en la sangre. Una vez en la sangre, las células leucémicas pueden propagarse a otros 

Si la leucemia es aguda o crónica depende de si la mayor parte de las células anormales son inmaduras (y se parecen más a las células madre) o maduras (y se parecen más a los glóbulos blancos normales).

En la leucemia crónica, las células pueden madurar parcialmente. Estas células no son normales, aunque parezcan ser bastante normales. Por lo general, no combaten las infecciones tan bien como los glóbulos blancos normales. Esas células sobreviven más tiempo que las células normales, se acumulan y desplazan a las normales en la médula ósea.    

2. ¿Podría haberla evitado, o cómo la padezco o que debo decir a familiares o amigos para que la eviten? 

Muchos tipos de enfermedad se pueden prevenir haciendo cambios en el estilo de vida para evitar ciertos factores de riesgo, pero esto no es así para la mayoría de los casos de leucemia mieloide crónica. El único factor de riesgo de la leucemia mieloide crónica que potencialmente se puede evitar es la exposición a altas dosis de radiación, que sólo ocurre en pocos pacientes.

En muchas ocasiones se sospecha la enfermedad al encontrarse un análisis de sangre con el número de leucocitos o células blancas aumentadas.

3. ¿Qué puedo hacer para mejorarme?

En el momento que la enfermedad se diagnostique, lo que suele hacer un hematólogo viendo alteraciones en las células de la sangre periférica, y corroborando el hallazgo mediante obtención de material de la médula ósea, es decir una punción, aspiración de la misma, que es reevaluada por un anatomo patólogo.

El hematólogo ofrecerá un tratamiento que permite disminuir las molestias que pueda causar, y alargar la supervivencia.

4. ¿Cuál es su pronóstico? 

En general en las leucemias crónicas puede que pase mucho tiempo antes de que causen problemas, y la mayoría de las personas puede vivir por muchos años, sin embargo, las leucemias crónicas son generalmente más difíciles de curar que las leucemias agudas.