compartir en google+ compartir en facebook Compartir en Twitter compartir en Linkedin

Información para pacientes

Miopía

Esta información ha sido elaborada por el grupo de Educación en Salud para la Ciudadanía de la Sociedad Española de Medicina Interna (SEMI). Pretende que los pacientes conozcan mejor sus enfermedades.

logo SEMILogo Educación

1. ¿En qué consiste la enfermedad?

En realidad, la miopía no se puede considerar una enfermedad siempre y cuando no se supere una determinada graduación, sino un defecto óptico de refracción, ya que es producto de variaciones biológicas normales del sistema visual que producen un fallo en la correlación entre los diferentes componentes del ojo (curvatura corneal, potencia del cristalino, longitud axial y profundidad de la cámara anterior). La miopía afecta a uno de cada tres españoles. Es el defecto visual más extendido entre los menores de 45 años.

La miopía es un defecto de refracción del ojo en el cual los rayos de luz paralelos convergen en un punto focal situado delante de la retina, en lugar de converger en la misma retina; es el defecto inverso a la hipermetropía, en la que los rayos de luz llegan a la retina antes de converger.

Los síntomas de la miopía pueden presentarse desde la infancia y pueden aumentar con el paso del tiempo al producirse cambios en la graduación. Por regla general, la miopía tiende a estabilizarse a partir de los 18 años. Puede presentarse asociada a otros defectos refractivos, como el astigmatismo (astigmatismo miópico) y la presbicia o vista cansada.

El principal síntoma de la miopía es que el paciente ve claramente los objetos cercanos, pero percibe de forma borrosa los objetos que se encuentran a una cierta distancia. Otros síntomas de la miopía pueden ser: Entornar los ojos para ver los objetos lejanos. Acercarse a los objetos para verlos. Fatiga visual o dolores de cabeza

2. ¿Podría haberla evitado?, o, como la presento ¿qué debo decir a familiares o amigos para que no la tengan?

La miopía no se puede prevenir. Sin embargo, es importante observar sobre todo a los niños y los adolescentes, para asegurarnos de que la calidad de la imagen en su retina es la mejor posible. Esto se puede conseguir con una buena iluminación al leer o al trabajar.

Sin embargo, cuando ya existe la miopía, se pueden prevenir posibles complicaciones:

Si usted usa lentes de contacto puede evitar provocar daños en la córnea haciendo pausas de uso (por ejemplo, por la noche), revisando su córnea en el oftalmólogo con asiduidad y siendo escrupuloso con la higiene en lo que se refiere a las lentillas.

Si su miopía está ligada a un alto riesgo de desprendimiento de retina que pueda ocasionar la pérdida total de visión, es importante que acuda al oftalmólogo para hacer revisiones de retina con asiduidad y que, independientemente de estas revisiones, acuda al médico si aparecen los primeros síntomas de desprendimiento de retina.

A menudo el desprendimiento de retina empieza con el adelgazamiento de la retina y la aparición de perforaciones. En este estadio, a veces se puede corregir con láser. Preste atención a los primeros síntomas, como la visualización de destellos de luz o puntos negros.

Una clara señal que advierte del desprendimiento de retina es la disminución del campo de visión. Esto se observa en la aparición de un muro o un telón que aparece desde abajo o en un lado.

3. ¿Qué debo hacer ahora para mejorarme?

En presencia de alguna de estas alteraciones visuales acudir al oftalmólogo. El diagnóstico de la miopía se realiza mediante un examen visual con el cual se puede determinar la agudeza visual. Se utiliza la tabla optométrica de Snellen. Un examen general del ojo o examen oftalmológico incluye: Prueba de agudeza visual. Prueba de la refracción. Prueba de visión del color. Pruebas de los músculos del ojo. Examen con lámpara de hendidura. Examen de la retina.

El oftalmólogo puede determinar el grado de la miopía mediante un test de refracción con el que puede medir la potencia de refracción del ojo.La magnitud de la miopía se mide en dioptrías negativas . Tras confirmarla me ofrecerá tratamiento. La miopía se compensa muy fácilmente con el uso de gafas o lentillas dependiendo cada caso y problema de refracción.

Las ventajas de las gafas es que no tienen ningún efecto sobre el ojo, y las posibles desventajas serían: Estética, deportes, profesión, baños, etc.

Las ventajas de las lentillas de contacto serían conseguir una mejor corrección visual que las gafas, estética, actividades, y las posibles Desventajas. Intolerancia a las mismas, úlceras corneales e infecciones a veces graves. Es imprescindible una higiene adecuada.

La cirugía está indicada en ciertos casos de miopía empleando diferentes técnicas quirúrgicas (Lasik, PRK/Lasek, implantación de una lente intraocular...) en función de las características fisiológicas de cada paciente. Debe ser el oftalmólogo el que, analizando estas particularidades, indique qué tipo de operación es más adecuada para cada caso.

4. ¿Cuál es el pronóstico?

Si la miopía no se detecta y corrige pronto puede tener consecuencias sociales, emocionales y educacionales para el niño. Pueden aparecer complicaciones asociadas al uso de lentillas (posibles úlceras en la córnea e infecciones), y complicaciones de la queratotomía radial, incluyendo el fallo de la cirugía en la corrección de la visión, dolor, úlceras en la córnea e infecciones.