compartir en google+ compartir en facebook Compartir en Twitter compartir en Linkedin

Información para pacientes

Orquitis

Esta información ha sido elaborada por el grupo de Educación en Salud para la Ciudadanía de la Sociedad Española de Medicina Interna (SEMI). Pretende que los pacientes conozcan mejor sus enfermedades.

logo SEMILogo Educación

1. ¿Qué es la enfermedad?                       

La orquitis es la inflamación de una parte de los órganos sexuales masculinos, los cuales se llaman testículos. Lo más frecuente es que se desarrolle en un testículo, aunque se puede encontrar en menos frecuencia en los dos testículos. Las causas varían desde una infección producida por virus o bacterias, como también ser producida por un traumatismo.

En la mayoría de los casos que se produce la Orquitis es después de un episodio de Paperas, que es la inflamación de unas glándulas llamadas Parótidas, las cuales se inflaman de forma bilateral por un virus; al cabo de 4 a 10 días de esta inflamación puede aparecer la inflamación testicular.

En el caso infeccioso bacteriano pueden ser producidas por infecciones del tracto urinario y por enfermedades de transmisión sexual, como la Gonorrea, Clamidia, y por último por la epididimitis.

Generalmente es producida por la epididimitis, que es la inflamación de una estructura que se encuentra alojada en la parte de atrás de cada testículo y donde maduran los espermatozoides, conectando a los testículos con los conductos deferentes. 

Las anomalías congénitas del tracto urinario pueden aumentar el riesgo de causar Orquitis, esto significa que usted ha nacido con alguna alteración estructural de la vejiga o de la uretra.

2. ¿Podría haberla evitado, o qué debo decir a familiares o amigos para que no la tengan?

En los casos causados por infecciones por bacterias, específicamente las causantes por enfermedades de transmisión sexual, la respuesta es sí, se puede evitar. 

Pregunte a su pareja acerca de su historia sexual.

Además se podría prevenir usando protección a la hora de tener relaciones sexuales, y más aún si las personas tiene un comportamiento sexual de alto riesgo, las cuales tienen mayor probabilidad de desarrollar orquitis. 

Un comportamiento sexual de alto riesgo incluye tener relaciones sexuales sin uso de condón, antecedente de haber tenido alguna infección de transmisión sexual y tener activamente alguna enfermedad de transmisión sexual.

Otras bacterias que pueden producir esta enfermedad como la Brucella, la cual se puede trasmitir tomando leche no pasterizada de animales contaminados por dicha bacteria, con lo cual también se podría prevenir tomando siempre leche pasterizada o hirviendo la leche antes de su consumo.

En el caso de las personas que en su labor diaria tienen contacto con diferentes secreciones de animales de campo como vacas, caballos, ovejas, cabras y cerdos, deben de usar prendas protectoras como guantes que cubran todo el antebrazo, botas altas de goma, mandiles, monos y mascarillas, las prendas deben de ser de un material fácil de limpiar o desinfectar, o sencillamente ser desechables. 

Además, debe de tener una adecuada higiene personal antes y después de la jornada laboral.

La educación sanitaria acerca de los factores de riesgo y medidas preventivas, es fundamental para evitar futuros contagios, Y también el control de calidad de los productos lácteos ofertados por ellos.

Los ganaderos deben evitar la tendencia de acumular los restos y desechos derivados de la labor en zonas próximas de sus viviendas, ya que las bacterias presentes en el polvo y transportadas por el viento pueden llegar fácilmente a la casa.

Hay que prestarle importancia a los probables contactos que pueda haber tenido un viajero.

Otras infecciones causadas por otros micro-organismos llamados virus, como por ejemplo las que producen las famosas Paperas, que más comúnmente dan en los niños, aunque con menos frecuencia en los adultos, se podría prevenir con una vacuna que se aplica al año de vida, llamada la triple viral.

Pero si por el contrario, se produjera la enfermedad, si se da tratamiento oportuno, que es de aliviar los síntomas, no habría que preocuparse a que terminara produciendo la Orquitis, como complicación de esta enfermedad.

3. ¿Y ahora qué hago para mejorar o curarme?

Pues es muy sencillo, debe acudir a su médico y en caso de que su causa fuera infecciosa bacteriana, la trataría con reposo, hielo local, medicamentos para el dolor y la inflamación, así como antibióticos.

Si es una enfermedad de transmisión sexual, su pareja también debería recibir tratamiento antibiótico.

En el caso que la causa fuera de origen viral, el manejo sintomático de la enfermedad de base, sería el tratamiento oportuno de ésta, al igual que el reposo y hielo local.

En el momento del diagnóstico de que tenga una orquitis debe evitar realizar esfuerzos físicos grandes, y abstenerse de tener relaciones sexuales.

En el caso de practicar algún deporte extremo que fuera susceptible de algún traumatismo a dicho nivel, valdría la pena usar un protector en los momentos de la práctica deportiva.

En el caso que practicara cualquier otro deporte menos susceptible de trauma a dicho nivel, el cuidado en su práctica seria lo básico, así como lo es el cuidado de la salud personal de cada individuo en su día a día.

4. ¿Cuál es el pronóstico?

La mayoría de los hombres que sufre de orquitis se recupera completamente sin ningún efecto a largo plazo. La orquitis rara vez provoca infertilidad, que es básicamente no poder tener hijos/as. 

Otras complicaciones, a pesar de ser poco frecuentes, son:

  • Inflamación crónica del epidídimo.
  • Abscesos que son colecciones o acumulación de algunas secreciones en el escroto.
  • El testículo afectado se encoge, lo que comúnmente llamamos atrofia testicular.