compartir en google+ compartir en facebook Compartir en Twitter compartir en Linkedin

Información para pacientes

Osteomielitis

Esta información ha sido elaborada por el grupo de Educación en Salud para la Ciudadanía de la Sociedad Española de Medicina Interna. Pretende que los enfermos conozcan mejor sus enfermedades. 

logo SEMILogo Educación

1. ¿En qué consiste la enfermedad?

Es una infección ósea. Es principalmente causada por bacterias u otros gérmenes. Las bacterias u otros microorganismos pueden propagarse a un hueso desde la piel, músculos o tendones infectados próximos al hueso. Esto puede ocurrir bajo una úlcera cutánea. La infección también puede empezar en otra parte del cuerpo y propagarse al hueso a través de la sangre, o después de una cirugía del hueso. Esto es más probable si la intervención se realiza después de una lesión o si se colocan varillas o placas de metal en el hueso.

En los niños, casi siempre están involucrados los huesos largos de los brazos o las piernas. En los adultos, los huesos de los pies, la columna (vértebras) y las caderas (pelvis) son los más comúnmente afectados.

La osteomielitis es una infección súbita o de larga data del hueso o médula ósea, normalmente causada por una bacteria piógena o micobacteria y hongos. Los factores de riesgo son trauma reciente, diabetes, hemodiálisis y drogadicción intravenosa.

La enfermedad se expresa con Dolor óseo, Sudoración excesiva, Fiebre y escalofríos, Molestia general, inquietud, sensación de enfermedad (malestar), Hinchazón, enrojecimiento y calor local, Herida abierta que puede mostrar pus

2. ¿Podría haberla evitado?, Como la presento ¿qué debo decir a familiares o amigos para que no la tengan?

Los factores que la favorecen son: ser diabético, estar sometido a Hemodiálisis, consumir drogas ilícitas inyectadas, cirugía sobre los huesos, sistema inmune débil, riego sanguíneo deficiente de la zona, o traumatismo reciente en el hueso.

3. ¿Qué debo hacer para mejorarme?.

Acudir al traumatólogo que me valorará. El examen físico muestra sensibilidad y posible hinchazón y enrojecimiento en la zona alrededor del hueso.

Luego puede que solicite pruebas como: Hemocultivos, biopsia del hueso, mediante punción aspiración con aguja fina, hacer un cultivo y enviarlo al microbiólogo y en su caso a que le estudie al microscopio un anatomopatológo. Puede practicar una radiografía del hueso o una gammagrafía, o una resonancia realizar análisis de sangre. Luego me indicará tratamiento, cuyo objetivo es detener la infección y reducir el daño al hueso y los tejidos circundantes.

Se suministran antibióticos para destruir las bacterias que están causando la infección:

A veces se puede necesitar cirugía para extirpar el tejido óseo muerto si usted tiene una infección que no desaparece. Si hay placas metálicas cerca de la infección, tal vez sea necesario retirarlas. El espacio abierto que deja dicho tejido óseo removido puede llenarse con injerto óseo o material de relleno. Esto estimula el crecimiento de tejido óseo nuevo. La infección que se presenta después de una artroplastia puede requerir cirugía para retirar la articulación reemplazada y el tejido infectado en la zona. En la misma operación, se puede implantar una nueva prótesis. Con mucha frecuencia, los médicos esperan hasta que la infección haya desaparecido. Si tiene diabetes, será necesario que esté bien controlada. Si hay problemas con el riego sanguíneo a la zona infectada, como el pie, se puede necesitar cirugía para mejorar la circulación con el fin de eliminar la infección.

4. ¿Cuál es el pronóstico?

Con tratamiento, el desenlace clínico para la osteomielitis aguda generalmente es bueno. Pero es desalentador para aquellas personas con osteomielitis prolongada (crónica). Los síntomas pueden aparecer y desaparecer durante años, incluso con cirugía. Es posible que se requiera una amputación, especialmente en personas con diabetes o mala circulación. El pronóstico para aquellas personas con una infección de la prótesis depende en parte de: la salud del afectado, tipo de infección, facilidad para retirar la prótesis infectada.