Usted está aquí

compartir en google+ compartir en facebook Compartir en Twitter compartir en Linkedin

Información para pacientes

Tiroides, enfermedades del tiroides

Esta información ha sido elaborada por el grupo de Educación en Salud para la Ciudadanía de la Sociedad Española de Medicina Interna. Pretende que los enfermos conozcan mejor sus enfermedades. 

logo SEMILogo Educación

El tiroides en una glándula situada en la parte anterior del cuello cuya función es la regulación de los metabolismos del cuerpo  a través de la producción de hormona tiroidea. Esta hormona se transporta por la sangre y va a todas las células que componen el organismo donde realiza sus funciones. En el tiroides pueden ocurrir diversas alteraciones, hablaremos brevemente de cada una de ellas:

1. Hipotiroidismo

Se produce cuando la glándula tiroides produce menos hormona de la necesaria para el buen funcionamiento del organismo. Es una enfermedad muy frecuente sobre todo en mujeres de mediana edad y tras el parto. Los síntomas más importantes son cansancio, dificultades para concentrarse, frío y, a veces, hay ganancia de peso. Es de destacar que muchas otras enfermedades pueden dar síntomas parecidos, es por ello que para diagnosticar esta enfermedad hay que hacer una sencilla prueba de sangre. 

¿Podría haberla evitado? ¿Que debo comentar a familiares o amigos para que no la padezcan?

La vieja frase “más vale prevenir que curar” se aplica aquí perfectamente. Mención especial merece el tratamiento del hipotiroidismo durante el embarazo. Esto es debido a que durante las primeras 12 semanas de gestación el feto recibe toda la hormona tiroidea de la madre, es por ello que es necesario un adecuado aporte de dicha hormona. Durante el embarazo debe hacerse al menos una vez una prueba de función tiroidea. Esta prueba debería hacerse cuanto antes sea posible en la gestación, sería incluso mejor hacerla antes de considerar la posibilidad de embarazo.

¿Cuál es su pronóstico? ¿Qué debo hacer para mejorarme?

Las enfermedades del tiroides son frecuentes, sus síntomas a veces se pueden confundir con los de otras enfermedades: depresión, ansiedad, etc. y son en general enfermedades fácilmente tratables. El primer paso en caso de duda es acudir a su médico para pedir las pruebas necesarias que nos permitan el diagnóstico y luego el tratamiento adecuado.

El tratamiento del hipotiroidismo es sencillo usando hormona tiroidea y con la medicación se produce la resolución de todos los síntomas. El tratamiento suele ser casi siempre de por vida.

2.- Hipertiroidismo

Se produce cuando la glándula tiroides produce un exceso de hormona tiroidea. Es menos frecuente que el hipotiroidismo y se caracteriza por: sudoración, taquicardia, cansancio y a veces pérdida de peso.

Se trata con una medicación específica durante varios meses y luego se retira para ver si la enfermedad se ha resuelto. En caso de que no se haya resuelto hay otras formas de tratamiento como la administración de yodo 131 que produce una curación definitiva.

¿Qué debo hacer para mejorarme?

Las enfermedades del tiroides son frecuentes, sus síntomas a veces se pueden confundir con los de otras enfermedades: depresión, ansiedad, etc. y son en general enfermedades fácilmente tratables. El primer paso en caso de duda es acudir a su médico para pedir las pruebas necesarias que nos permitan el diagnóstico y luego el tratamiento adecuado.

3.- Bocio

El bocio es un agrandamiento del tamaño de la glándula tiroides. Puede tener un componente familiar, ser producido por la falta de yodo (raro en la actualidad) pero la mayor parte de las veces la causa no es conocida. En el pasado el bocio se trataba con hormona tiroidea. Este tratamiento aunque puede ser efectivo es pocas veces usado en la actualidad debido a que las dosis altas que se deben emplear de hormona tiroidea pueden producir algunos problemas. El bocio se puede asociar a hipotiroidismo, hipertiroidismo o tener el tiroides un funcionamiento normal. El seguimiento se hace con ecografía que permite valorar con gran precisión si ha habido cambios de tamaño. Si el bocio es muy grande y produce molestias al tragar o respirar el tratamiento es mediante cirugía extirpando parte o toda la glándula tiroides y reemplazando su función con hormona tiroidea al igual que en el hipotiroidismo.

4.- Nódulos tiroideos 

Dentro del tiroides se pueden producir pequeños bultos o nódulos. Estos nódulos son casi siempre benignos pero si tienen cierto tamaño o ciertas características en la ecografía a veces se hace necesario hacer una punción con aguja fina para estudiar las células y descartar malignidad. El seguimiento es por ecografía y en caso de que la punción sea sospechosa se pueden eliminar con cirugía. Los nódulos tiroideos son extremadamente frecuentes (hasta un 40 % de la población en ciertos estudios) pero la mayoría son pequeños y benignos.

5.- Cáncer de tiroides

Es un cáncer poco común aunque su frecuencia ha ido en aumento en los últimos años. En general tiene un buen pronóstico si se trata adecuadamente y a tiempo. A veces es necesario administrar yodo 131 para eliminar restos microscópicos imposibles de eliminar solo con cirugía. La quimioterapia no se emplea habitualmente en este tipo de cáncer.