Usted está aquí

compartir en google+ compartir en facebook Compartir en Twitter compartir en Linkedin

Información para pacientes

Tracoma

Esta información ha sido elaborada por el grupo de Educación en Salud para la Ciudadanía de la Sociedad Española de Medicina Interna. Pretende que los enfermos conozcan mejor sus enfermedades. 

logo SEMILogo Educación

¿En qué consiste la enfermedad?

El tracoma es una inflamación de la conjuntiva causada por la bacteria Chlamydia trachomatis, la cual es contagiosa y se transmite por contacto directo con la persona infectada o por ciertas moscas que llegan a alimentarse de secreciones de personas infectadas. Y es la causa principal de ceguera infecciosa mundial.​ Globalmente, 84 millones de personas sufren de esta infección, y cerca de 8 millones tienen discapacidad visual como consecuencia de esta enfermedad. A nivel mundial esta enfermedad provoca severas incapacidades visuales.

Los síntomas del tracoma son enrojecimiento e irritación de los ojos, lagrimeo y secreciones oculares.

El tracoma es endémico en el norte de África y el África subsahariana, el Oriente Medio, el sur de Asia y América del Sur. La Organización Mundial de la Salud calcula que unos 6 millones de personas están ciegas como consecuencia del tracoma y más de 150 millones necesitan tratamiento. El tracoma es la principal causa de ceguera evitable.

¿Podría haberla evitado, o que debo decir a familiares y amigos para que no la tengan?

Para evitar el tracoma, las medidas de higiene de manos y facial de los niños y sus cuidadores son fundamentales. Sin embargo, como esto es difícil en muchas zonas donde este problema es más habitual, por la falta de agua limpia y las condiciones de pobreza, se está llevando a cabo una estrategia de erradicación basada en la eliminación del tracoma con la utilización de la azitromicina en las zonas donde es endémica.

Así, se administra este antibiótico a toda la población, consiguiendo eliminar la bacteria y su transmisión. Sólo en 2013 se administraron antibióticos contra la clamidia a 55 millones de personas. La OMS tiene el proyecto de eliminar esta enfermedad en 2020.

¿Qué debo hacer ahora para mejorarme?

El tratamiento tópico del tracoma ocular no es suficiente para la curación, aunque se suele utilizar de forma complementaria al tratamiento sistémico porque éste tarda tiempo en hacer efecto. El tratamiento tópico consistiría en la utilización de tetraciclina o eritromicina ocular durante 6 meses, 2 veces al día, durante 5 días cada mes.

El tratamiento sistémico es lo fundamental y más importante cuando se afronta un caso de tracoma. Se realiza con tetraciclina o azitromicina. La azitromicina tiene menos efectos secundarios y con una única dosis es suficiente. Además, la azitromicina tiene también efectos positivos porque trata simultáneamente otras enfermedades cutáneas, genitales o del tracto respiratorio que pudiera tener el paciente. Por este motivo es el fármaco más utilizado hoy en día. El tratamiento quirúrgico se reserva en el caso de que se deban corregir deformidades oculares secundarias a la infección.

¿Cuál es su pronóstico?

Si la infección no es tratada correctamente con antibióticos orales, los síntomas pueden empeorar y llegar incluso a la ceguera, con la ulceración y posterior desgarro de la córnea.