Usted está aquí

compartir en google+ compartir en facebook Compartir en Twitter compartir en Linkedin

Información para pacientes

Trombosis venosa profunda

Esta información ha sido elaborada por el grupo de Educación en Salud para la Ciudadanía de la Sociedad Española de Medicina Interna. Pretende que los enfermos conozcan mejor sus enfermedades. 

logo SEMILogo Educación

1. ¿Qué es la enfermedad?

Es una afección en la que se forma un coágulo sanguíneo (trombo) en una vena. Este coágulo puede limitar el flujo de sangre a través de la vena, causando hinchazón y dolor comúnmente, "venas profundas" en las piernas, los muslos o la pelvis.  

La TVP es el tipo más común de trombosis venosa pero un trombo puede formarse en cualquier parte del sistema venoso. 

Si una parte o la totalidad del coágulo de sangre en la vena se interrumpe del sitio donde se forma, puede viajar a través del sistema venoso; lo que se  llama émbolo. Si el émbolo se aloja en el pulmón, se le llama embolismo pulmonar (EP). Aa veces se trata tanto de la TVP como de la EP.                 

2. ¿Podría haber hecho algo para evitarla, o qué debo decir a familiares y amigos para que no la tengan? 

Hay una serie de factores que aumentan el riesgo de una persona de desarrollar una trombosis venosa profunda, evitarlos es importante. Hay familias en las que la sangre tienen tendencia a coagular, es una trombofilia heredada, que no podemos evitar, pero sí estudiarla de laboratorio.

Algunas condiciones médicas o medicamentos aumentan el riesgo de una persona de desarrollar un coágulo de sangre: como son el embarazo, la obesidad, el ser fumador, haber tenido una inmovilización reciente por ejemplo por haber sufrido una operación, especialmente las que afectan a la cadera, la pelvis, la rodilla, el cerebro o la columna vertebral, así como un traumatismo,  padecer cáncer o alguna enfermedad renal como el síndrome nefrótico, la existencia de trombosis venosa previa o embolia pulmonar o  tener insuficiencia cardiaca. Tienen más riesgo los ancianos y las embarazadas, o los que han realizado un largo viaje inmovilizados por ej. en avión. 

También la favorecen ciertos medicamentos (píldoras anticonceptivas, terapia de reemplazo hormonal, eritropoyetina, tamoxifeno, talidomida). Y ciertos trastornos de la sangre, como la policitemia vera o la trombocitemia esencial o tener anticuerpos antifosfolípidos (anticuerpos en la sangre que pueden afectar el proceso de coagulación. Pacientes quirúrgicos o embarazadas pueden recibir anticoagulantes para prevenirlas. A pacientes quirúrgicos se les ofrecen dispositivos de compresión inflables que se usan alrededor de las piernas durante e inmediatamente después de la cirugía y se llenan periódicamente con aire. Se aconseja movilizar las piernas, y se hace un viaje largo procurar se recomienda caminar. También debe saber que sí tuvo una trombosis venosa profunda, el riesgo de que me repita en las situaciones anteriores es mayor. Los síntomas descritos o la aparición de dolor en el pecho con dificultad para respirar me lo indica.

3. ¿Qué debo hacer para mejorarme curarme?

Si en mí se dán algunas de las circustancias anteriormente dichas y aparecen los signos y síntomas de la TVP, debo acudir con urgencia al hospital para que me estudien y en su caso inicien el tratamiento.

Los signos y síntomas de la TVP pueden ser causados ​​por un coágulo, o pueden estar relacionados con otra condición que debe aclararse, son hinchazón local, dolor, calor y enrojecimiento. Se necesitan estudios de imagen para determinar si un coágulo está presente. 

Si la historia del paciente, los síntomas y el examen físico sugieren una TVP, se necesitan pruebas para confirmar esto. Las pruebas para diagnosticar la TVP pueden incluir ultrasonografía por compresión, venografía de contraste, resonancia magnética (RM), tomografía computarizada (TC) y / o un análisis de sangre llamado D-dímero. La ecografía de compresión utiliza ondas sonoras para generar imágenes de las estructuras dentro de la pierna. Otras veces se plantea realizar una venografía de contraste o una resonancia magnética (MRI). A continuación se me ofrecerá un tratamiento para la TVP que es semejante al de la embolia pulmonar (EP).Habitualmente es usar fármacos anticoagulantes. (Si se desea más información buscarla en anticoagulantes).

Se recomienda la anticoagulación durante un minimo de tres meses. La mayoría de los expertos recomiendan continuar la anticoagulación indefinidamente para las personas con dos o más episodios de trombosis venosa o si existe un factor de riesgo permanente de coagulación (p. Ej., Síndrome antifosfolipídico, cáncer).

Una vez que se ha iniciado un anticoagulante y los síntomas están bajo control, se recomienda encarecidamente que la persona se levante y camine. En casos concretos se plantean otras terapias: Un filtro de vena cava inferior (IVC) es un dispositivo que bloquea la circulación de coágulos en el torrente sanguíneo. 

En pacientes quirúrgicos con un riesgo moderado a bajo de coágulos de sangre, otras medidas preventivas pueden ser utilizadas. Estos dispositivos aplican una suave presión para mejorar la circulación y ayudar a prevenir los coágulos.

4. ¿Cuál es su pronóstico?

Disponemos de buenas terapéuticas que permiten controlar bien la enfermedad, conviene ponerlas en marcha lo antes posible para evitar complicaciones.