compartir en google+ compartir en facebook Compartir en Twitter compartir en Linkedin

Información para pacientes

Vaginitis

Esta información ha sido elaborada por el grupo de Educación en Salud para la Ciudadanía de la Sociedad Española de Medicina Interna. Pretende que los enfermos conozcan mejor sus enfermedades. 

logo SEMILogo Educación

 ¿En qué consiste la enfermedad?

La vaginitis es una inflamación de la pared mucosa de la vagina, que normalmente se acompaña de afectación vulvar, por lo que es más común hablar de vulvovaginitis.

La vaginitis es uno de los problemas ginecológicos más frecuentes durante la infancia y la adolescencia. Además, se diagnostica en más del 25% de las pacientes que acude al especialista por problemas ginecológicos, y se estima que el 90% de las mujeres padece algún tipo de vaginitis a lo largo de su vida.

Puede deberse a una causa específica, pero hasta en un 10% de los casos no se puede establecer el origen de la afección.

El flujo vaginal normal es blanco, heterogéneo y carece de olor; cualquier cambio en las características del mismo puede indicar la presencia de una vaginitis infecciosa.

¿Podría haberla evitado,o que debo decir a familiares y amigos para que no la tengan?

Conocemos determinados factores de riesgo de la de la vaginitis, como serían la Inmunodepresión. Esto puede hacer que proliferen diversos microorganismos en la flora vaginal.

  • Tratamientos prolongados con antibióticos de amplio espectro y corticoides.
  • Toma de anticonceptivos orales.
  •  Embarazo.
  • Diabetes. La infección provocada por candida suele recidivar en pacientes con diabetes mal controlada.
  • Obesidad.
  • Usar ropa muy ajustada.
  • Tabaquismo

¿Podría haberla evitado, y que debo decir a familiares o amigos para que no la tengan?

Para ayudar a prevenir la vaginitis:

  • No se haga duchas vaginales ni use desodorantes íntimos
  • Use un condón cuando tenga relaciones sexuales
  • Evite ropa que mantenga el calor y la humedad
  • Use ropa interior de algodón

El riesgo de vaginitis e infecciones vaginales aumenta cuando la flora vaginal se altera por el uso de geles inadecuados, lavados excesivos intravaginales, ropas que no transpiren, o relaciones sexuales poco higiénicas

¿Qué debo hacer ahora para mejorarme?

En presencia de alguno de sus síntomas acudir al ginecólogo; importa diagnosticarla pronto; los síntomas de la vaginitis dependen del tipo que tenga.

En la vaginitis bacteriana, es posible que no tenga síntomas. Usted podría tener un ligero flujo vaginal blanco o gris. También puede haber olor, similar a un fuerte olor a pescado, especialmente después de tener relaciones sexuales.

Las infecciones por levaduras producen una descarga espesa y blanca de la vagina, que puede parecerse al queso cottage. La descarga puede ser acuosa y a menudo no tiene olor. Las infecciones por levaduras generalmente causan enrojecimiento y picazón en la vagina y la vulva.

Es posible que no tenga síntomas si tiene tricomoniasis. Si los tiene, estos incluyen picor, ardor y dolor de la vagina y la vulva. Puede tener ardor al orinar. También podría tener una descarga color gris verdoso que puede tener mal olor.

Para averiguar la causa de sus síntomas, su médico puede preguntarle sobre su historia clínica, realizar un examen pélvico, observar su flujo vaginal, notando su color, consistencia y si tiene mal olor, estudiar una muestra de su flujo vaginal bajo el microscopio.

Luego le ofrecerá tratamiento que dependerá  del tipo de vaginitis que tenga.

La vaginitis bacteriana se trata con antibióticos. Pueden recetarle píldoras o una crema o gel para colocar en su vagina. Mientras dure el tratamiento debe usar condón cuando tenga relaciones sexuales, o no tener relaciones sexuales.

Las infecciones por levaduras generalmente se tratan con una crema o con medicamentos que se introducen en la vagina. Usted puede comprar tratamientos de venta libre para infecciones por levaduras, pero debe estar segura que usted tiene una infección por levaduras y no otro tipo de vaginitis. Consulte a su médico si es la primera vez que presenta síntomas. Es una buena idea llamar a su médico antes de usar un tratamiento sin receta. Incluso si anteriormente ha tenido infecciones de levadura.

¿Cuál es su pronóstico?

Es importante tratar la vaginitis bacteriana y la tricomoniasis, ya que cualquiera de ellas puede aumentar el riesgo de contraer el VIH u otra enfermedad de transmisión sexual. Si está embarazada, la vaginitis bacteriana o la tricomoniasis pueden aumentar el riesgo de trabajo de parto prematuro y de nacimiento prematuro.