compartir en google+ compartir en facebook Compartir en Twitter compartir en Linkedin

REVISTA DE PRENSA

Comunicado de FACME y de 12 sociedades científicas, entre ellas la SEMI, sobre la prórroga de la formación a los residentes de último año de 10 especialidades

Las sociedades médicas y entidades profesionales abajo firmantes consideran “inaceptable” que se prorrogue la formación de residentes de último año de las siguientes 10 especialidades: Geriatría, Medicina del Trabajo, Medicina Familiar y Comunitaria, Medicina Intensiva, Medicina Interna, Medicina Preventiva y Salud Pública, Neumología, Pediatría, Radiodiagnóstico y Microbiología y Parasitología. Esta medida, adoptada por el Ministerio de Sanidad tras la declaración del Estado de Alarma y ratificada en la Orden SND/299/2020 ─publicada en el BOE este lunes, 30 de marzo, y que modifica la Orden SND/ 232/2020─, a nuestro juicio, provocará:

  • Una falta de equidad injustificable en estos momentos, al prolongarse la formación de los residentes en sus últimos meses formativos y no contratárseles como adjuntos/especialistas cuando, por otro lado, se plantea, precisamente, la contratación en calidad de adjuntos/especialistas ─con los derechos retributivos y de reconocimiento que ello conlleva─ de médicos sin formación MIR.
  • Una discriminación e injusticia evidente, pues los residentes que, actualmente están en primera línea desempeñando una labor ejemplar, con absoluta entrega y dedicación para hacer frente a la emergencia de salud pública declarada por el COVID-19, estarán en clara situación de desventaja respecto a otros residentes de otras especialidades en su misma situación a los que sí se les hará especialistas al término de la residencia y también respecto a otros profesionales que se incorporarán al Sistema Nacional de Salud (SNS) sin formación MIR.
  • Un inmerecido trato que, en lugar de premiar, castiga el esfuerzo y el desempeño profesional que han realizado y realizan de manera encomiable los residentes a punto de culminar su especialidad, que en sus últimos meses desarrollan y asumen funciones y responsabilidades equiparables prácticamente a las de un especialista.

Por todo ello, siendo conscientes de la actual situación de emergencia de salud pública y una vez mostrada la disposición de alcanzar soluciones alternativas y dialogadas por parte de distintas sociedades y entidades del colectivo médico para evitar lo anteriormente expuesto, mostramos nuestro profundo malestar y rechazo a esta medida, entendiendo que supondrá un varapalo para los residentes que tendrían que ser reconocidos como especialistas de forma inminente y que llevan años demostrando una profesionalidad, esfuerzo y entrega constante y ejemplar.

Listado de entidades que apoyan el comunicado (firmado por sus presidentes/as):

Sociedad Española de Medicina Interna (SEMI)

Sociedad Española de Medicina de Familia y Comunitaria (semFYC)

Sociedad Española de Medicina Intensiva, Crítica y Unidades Coronarias (SEMICYUC)

Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (SEPAR)

Sociedad Española de Médicos de Atención Primaria (SEMERGEN)

Sociedad Española de Médicos Generales y de Familia (SEMG)

Sociedad Española de Geriatría y Gerontología (SEGG)

Sociedad Española de Medicina Geriátrica (SEMEG)

Sociedad Española de Radiología Médica (SERAM)

Sociedad Española de Medicina Preventiva, Salud Pública e Higiene (SEMPSPH)

Asociación Española de Pediatría (AEP)

Sociedad Española de Medicina y Seguridad en el Trabajo (SEMST)         

Federación de Asociaciones Científico Médicas Españolas (FACME)

 

Madrid, a 1 de abril de 2020.