Usted está aquí

compartir en google+ compartir en facebook Compartir en Twitter compartir en Linkedin

REVISTA DE PRENSA

Congreso Nacional SEMI 2018: La consulta compartida de Ginecología y Medicina Interna “es una oportunidad para mejorar la morbimortalidad materna y fetal”

  • El Dr. Oier Ateka, internista del Hospital Universitario Donostia, señala que el 80% de las causas de morbimortalidad de las embarazadas son médicas, no obstétricas
  • La Dra. Dolores García de Lucas, internista del Hospital Costa del Sol de Málaga, defiende que esta consulta “debería ponerse en marcha en todos los hospitales de la red pública”
  • En la medida en que las mujeres cada vez tienen hijos a edades más avanzadas, es más fácil que tengan patologías influidas por el estilo de vida, como la hipertensión o la diabetes
  • La Sociedad Española de Medicina Interna (SEMI) celebra una Mesa Redonda dentro de su Congreso Nacional en Burgos para analizar las últimas novedades en este campo

 

Burgos, 23 de noviembre de 2018. Hipertensión arterial, diabetes e hipotiroidismo son las patologías médicas más frecuentes que se presentan en pacientes embarazadas. Para atender de forma adecuada éstas y otras enfermedades, que surjan durante el embarazo o sean previas a estas, el internista, en su colaboración con el obstetra ejerce un papel fundamental para mejorar el diagnóstico y el tratamiento.

Con el objetivo de analizar las novedades más recientes publicadas sobre la medicina interna obstétrica, la Sociedad Española de Medicina Interna (SEMI), organiza en el marco de su XXXIX Congreso Nacional, que se celebra entre los días 21 y 23 de noviembre en Burgos, una Mesa Redonda en la que diferentes expertos en la materia expondrán y debatirán sus experiencias en atención compartida en la mujer embarazada.

El Dr. Oier Ateka, del Servicio de Medicina Interna del Hospital Universitario Donostia, en Donostia-Gipuzkoa, explica que, en la medida en que las mujeres cada vez tienen hijos a edades más avanzadas, “es más fácil que tengan patologías influidas por el estilo de vida, como la hipertensión o la diabetes”. Por ello, es importante tratar no sólo el embarazo, sino, de forma simultánea, las patologías médicas que presente la madre. “Si cuidamos a las madres, el embarazo irá mejor, para ellas y para sus hijos”, indica el Dr. Ateka.

En cuanto a la prevalencia de patologías crónicas o agudas entre las embarazadas, aunque es muy variable, el Dr. Ateka calcula que “en consultas y hospitales, una de cada seis embarazadas puede presentar diversas patologías”. “De hecho, el 80% de las causas de morbimortalidad materna son médicas y no obstétricas”, explica. De ahí la importancia del papel del especialista en medicina interna.

En opinión de la Dra. Dolores García de Lucas, del Servicio de Medicina Interna del Hospital Costa del Sol de Marbella (Málaga), “la consulta compartida en Ginecología con Medicina Interna beneficia la toma de decisiones del equipo médico y la atención a la mujer embarazada”. Por ello, considera que “debería ponerse en marcha en todos los hospitales de la red pública”, porque “es una oportunidad para mejorar la morbimortalidad materna y fetal”.

La Dra. García de Lucas considera que “la colaboración y trabajo en equipo” entre ginecólogos y obstetras, por un lado, e internistas, por otro, es una importante ayuda “al diagnóstico y tratamiento de enfermedades médicas nuevas o preexistentes que pudieran acontecer a las mujeres embarazadas”. Sin embargo, esta atención “no existe en muchos hospitales”, explica. En donde sí se da, la periodicidad y la forma de afrontar la patología difiere. “No existen protocolos comunes de funcionamiento en este sentido”.

En el caso del hospital donde trabaja, esta consulta compartida es semanal y se lleva a cabo de forma alternativa por dos internistas. “Nos reunimos cada tres o cuatro semanas con un equipo multidisciplinar integrado por ginecólogos, pediatras, radiólogos, anestesistas y patólogos”, señala. En estas reuniones “debatimos los problemas médicos o quirúrgicos que presentan las pacientes y acordamos la actitud a seguir”.

Sin embargo, este modelo no es habitual en todos los hospitales españoles. En España “hemos identificado al menos 30 centros que ofrecen servicios de forma reglada, con una persona dedicada a esto”, indica el Dr. Ateka. En cambio, “en el mundo anglosajón esta subespecialidad está muy desarrollada”. Por ello, y para evitar las diferencias entre centros y Comunidades Autónomas “estamos impulsando un equipo dentro del grupo de trabajo de asistencia compartida e interconsultas”, representado en la mesa redonda sobre Medicina Interna Obstétrica del Congreso de la SEMI, explica.