Usted está aquí

compartir en google+ compartir en facebook Compartir en Twitter compartir en Linkedin

REVISTA DE PRENSA

Los pacientes pluripatológicos, responsables del consumo de hasta un 30% de los recursos en Atención Primaria y hospitales

  • El rápido envejecimiento de la población en nuestro país viene acompañado de un aumento significativo de las enfermedades crónicas y de pacientes con pluripatología
  • Los pacientes pluripatológicos presentan una elevada mortalidad y deterioro funcional, además de estar expuestos a una labilidad clínica
  • El dolor crónico es un serio problema de salud pública que implica pérdida de la calidad de vida en los pacientes. Para su abordaje en personas con pluripatología se requiere de coordinación, investigación, educación y evaluación de resultados
  • El Grupo de Trabajo de la Sociedad Española de Medicina Interna (SEMI) presenta los resultados de sus proyectos de investigación: Estudio Atlan_TIC, sobre telemonitorización domiciliaria, y el ensayo Desprescripción, para optimizar el tratamiento farmacológico

 

Toledo, 24 de mayo de 2018. En la actualidad, la cronicidad, pluripatología y edad avanzada de los pacientes constituyen un problema sanitario a nivel global. De hecho, la Organización Mundial de la Salud (OMS) considera que el aumento de las enfermedades crónicas se está convirtiendo en una situación con carácter de epidemia, ya que se prevé que la proporción de personas de más de 60 años se triplicará para el año 2050.

La situación es nuestro país es similar, especialmente por el creciente envejecimiento de la población. “Los pacientes pluripatológicos constituyen una población homogénea en términos de edad avanzada, complejidad, alta mortalidad, funcionabilidad limitada y vulnerabilidad; y, además, son responsables del consumo de hasta un 30% de los recursos de Atención Primaria y hospitales en España”, indica el doctor Ignacio Vallejo, coordinador del Grupo del Paciente Pluripatológico y Edad Avanzada de la Sociedad Española de Medicina Interna (SEMI).

Así se ha puesto de manifiesto durante la celebración de la X Reunión del Paciente Pluripatológico y Edad Avanzada que la sociedad celebra en Toledo los días 24 y 25 de mayo y a la que asisten más de un centenar de participantes, donde se abordan nuevas ideas y retos para lograr una mejor atención de las personas con pluripatología y edad avanzada. “En esta ocasión hemos apostado por aunar sensibilidades e incorporar a residentes y otros profesionales y apoyar la difusión del encuentro a través de las redes sociales”, asegura el experto.

Las comorbilidades asociadas y múltiples patologías que sufren estos pacientes son uno de sus rasgos característicos. Así, la diabetes tipo 2 es una de las enfermedades más habituales que padecen, alcanzando hasta casi el 30% de los mismos, según el Estudio Profund del Grupo de Trabajo de la SEMI. “La diabetes está estrechamente ligada al envejecimiento, de ahí su presencia en los pacientes pluripatológicos. “Por ello, la reunión de nuestro grupo, servirá para presentar el nuevo documento de consenso que ha desarrollado conjuntamente SEMI con otras sociedades. Este documento incorpora nuevos estudios y evidencias en términos de seguridad y beneficio cardiovascular en pacientes diabéticos ancianos”, comenta el doctor.

El dolor crónico es otro de los problemas que suelen sufrir los pacientes pluripatológicos y que condiciona una pérdida notable de su calidad de vida. De hecho, los pacientes suelen encontrar dificultades para para acceder a estos tratamientos, ya que el dolor no se reconoce como problema serio de salud y los profesionales no disponen en ocasiones de formación o conocimientos sobre ello. “El abordaje del dolor en personas con pluripatología requiere estrategias definidas que incluyan aspectos educativos, coordinación y acceso a los sistemas sanitarios, evaluación de resultados con criterios de calidad e investigación”, afirma el doctor Ignacio Vallejo.

Por su parte, el sobrediagnóstico y sobretratamiento suelen ser frecuentes en pacientes pluripatológicos, al ser diagnosticados de enfermedades que no van a causarles síntomas, ni acortarles la vida. La alarma generada a veces por estos hallazgos puede condicionar efectos no deseables, en forma de tratamientos desproporcionados o inapropiados. “La pluripatología es una situación especialmente compleja, ya que la fragmentación de la asistencia en este perfil de pacientes puede condicionar el sobrediagnóstico y sobretratamiento. Los internistas apostamos por una atención global junto con Atención Primaria para evitar esta situación de riesgo”, explica el doctor.

Atención coordinada en pacientes pluripatológicos

Los pacientes pluripatológicos no solamente presentan una elevada mortalidad, sino que también tienen problemas asociados de polimedicación, dependencia, deterioro cognitivo y funcional, depresión, desnutrición, multimorbilidad y fragilidad. Además, también están expuestos a la llamada labilidad clínica, que conlleva la demanda de atención por agudizaciones intercurrentes, reingresos y la aparición de trastornos interrelacionados.

“Esta labilidad clínica no ha de confundirse con la fragilidad propiamente dicha que se caracteriza por una disminución de la fuerza, la resistencia, y la reserva fisiológica y el consiguiente incremento en la vulnerabilidad ante enfermedades, la hospitalización, la institucionalización, la dependencia y la mortalidad”, revela el especialista.

Precisamente, por esta especial atención que requieren los pacientes pluripatológicos, es necesario un abordaje integral en su atención, que incorpore aspectos bio-psico-sociales y adaptar las estrategias organizativas que potencien el trabajo en equipo. “Para evitar la descompensación de su enfermedad y las hospitalizaciones que pudieran derivarse del deterioro, es esencial la coordinación entre distintos servicios: atención primaria, atención hospitalaria y/o servicios sociales”, declara el doctor Ignacio Vallejo.

X Reunión del Paciente Pluripatológico y Edad Avanzada

La Sociedad Española de Medicina Interna (SEMI) celebra este año el décimo aniversario del Grupo de Paciente Pluripatológico y Edad Avanzada. “El balance de estas diez reuniones es muy positivo, ya que durante este tiempo el grupo ha crecido, aportando investigación, formación y experiencias, posicionándose como referente  dentro de la SEMI en el ámbito de la cronicidad y pluripatología y como elemento dinamizador de las diferentes estrategias nacionales en la atención de la persona con necesidades complejas de salud”, señala el doctor Ignacio Vallejo.

Durante la reunión de este año se presentan los resultados preliminares de los dos estudios que el grupo tiene activos. Uno de ellos es el Estudio Atlan_TIC, que compara la atención integral del paciente pluripatológico con y sin telemonitorización domiciliaria. Por su parte, el ensayo Desprescripción pretende validar herramientas para optimizar el tratamiento farmacológico en estos pacientes, teniendo en cuenta criterios pronósticos, esperanzada de vida y estadio funcional. “Aprovecharemos también para presentar una nueva línea de trabajo, el Proyecto Cronicom, que pretende definir el concepto de paciente crónico complejo, así como su impacto, pronóstico y características clínicas”, señala el especialista.

En esta cita también se abordan otros temas como la problemática del sobrediagnóstico, nuevas estrategias en relación con el manejo de la Diabetes Mellitus tipo 2 en el anciano,  nuevos conceptos como la medicina basada en la complejidad y la labilidad en pacientes pluripatológicos. “Este año hemos querido dar un papel más protagonista a los residentes, manteniendo una mesa de casos clínicos que va a ser moderada por ellos”, concluye el experto.