compartir en google+ compartir en facebook Compartir en Twitter compartir en Linkedin

REVISTA DE PRENSA

Medicina Interna, especialidad que trata a alrededor del 80% de pacientes hospitalizados no críticos por COVID-19

Madrid, 16 de abril de 2020. – Los especialistas en Medicina Interna están vertebrando la atención al paciente hospitalizado no crítico por COVID-19 en los hospitales españoles. Alrededor del 80% de estos pacientes están siendo tratados por internistas, que ofrecen una respuesta integral y coordinada a cada caso, colaborando conjuntamente, y codo con codo, con otras especialidades y también con el resto de niveles asistenciales para combatir conjuntamente la emergencia de salud pública a causa del SARS-CoV-2.

La visión polivalente y global que define a los internistas está siendo determinante y acredita a estos especialistas como los profesionales médicos que están en primera línea frente al COVID-19, ofreciendo una respuesta transversal e integral a la patología, inicialmente desde un enfoque virológico y ahora, más recientemente, también desde la óptica inmunológica y multisistémica.

Además, esta visión global con la que los internistas desarrollan su labor asistencial, es también una característica clave que define su utilidad como especialistas directamente involucrados en la conformación de equipos multidisciplinares y en la necesaria reorganización funcional de los hospitales para hacer frente a este desafío de salud pública.

En palabras del presidente de la Sociedad Española de Medicina Interna (SEMI), el Dr. Ricardo Gómez Huelgas, desde el inicio de esta emergencia de salud pública, “la SEMI ha mostrado toda su disponibilidad para actuar de forma decidida para proteger el sistema sanitario de la amenaza que supone el COVID-19, nos hemos puesto también a disposición de las autoridades sanitarias y hemos ofrecido apoyo a nuestros profesionales, en primera línea asistencial e investigadora en los hospitales ─junto a otros especialistas y niveles asistenciales─ para combatir este desafío de salud pública con esa visión polivalente y global que nos caracteriza a los internistas”.

Al igual que en otras ocasiones de nuestra historia reciente, Medicina Interna está desempeñando un papel fundamental, como ocurrió, por ejemplo, en los primeros inicios de la epidemia por VIH-SIDA y también en el denominado Síndrome del Aceite Tóxico. En ambos casos, los internistas desempeñaron una labor clave para gestionar y superar estos contextos de crisis sanitaria.