Usted está aquí

compartir en google+ compartir en facebook Compartir en Twitter compartir en Linkedin

REVISTA DE PRENSA

Mejorar la atención que se presta a los pacientes con insuficiencia cardiaca, objetivo de las jornadas que celebra en Madrid el Grupo de trabajo de la SEMI en este ámbito

  • Durante esta reunión se presenta un protocolo de tratamiento durante el ingreso del paciente con insuficiencia cardíaca descompensada
  • Se trata normalmente de pacientes con una edad avanzada y otras comorbilidades que se unen a la afección coronaria
  • Uno de los objetivos del Grupo es reducir los ingresos hospitalarios, a través de la coordinación con Atención Primaria y los hospitales de día

 

Madrid, 4 de abril de 2019. La insuficiencia cardiaca es la principal causa de hospitalización en Medicina Interna y en un 60% de los cuadros viene acompañada de fibrilación auricular. En 2017 hubo en España casi 128.000 hospitalizaciones por insuficiencia cardiaca, lo que supone un aumento del 30% en la última década, y dos de cada tres de esos pacientes son atendidos en los servicios de Medicina Interna. Por esa razón, la Sociedad Española de Medicina Interna (SEMI) celebra en Madrid, los días 4 y 5 de abril, la XXI Reunión de Insuficiencia Cardiaca y Fibrilación Auricular, con el objeto de mejorar la atención que se presta en una enfermedad crónica que afecta sobre todo a la población de edad avanzada y que cursa con episodios que requieren de ingreso hospitalario.

Entre otros aspectos, durante esta reunión se presentará un protocolo de tratamiento durante el ingreso del paciente con insuficiencia cardíaca descompensada. Además, habrá una mesa redonda sobre insuficiencia cardíaca con fracción de eyección preservada y otra sobre amiloidosis. Según explica el Dr. José María Cepeda, coordinador del Grupo de Insuficiencia Cardiaca y Fibrilación Auricular de la SEMI,  la reunión pretende servir de actualización en las últimas novedades de la fisiopatología y terapéutica en estas enfermedades. “Una de nuestras prioridades como grupo es dar respuesta a preguntas  sin resolver en este ámbito; por ese motivo, otro de los objetivos es revisar los proyectos de investigación que el grupo tiene en marcha y plantear otros nuevos”, detalla el especialista, quien destaca el desafío que suponen los enfermos con insuficiencia cardiaca, debido a las enfermedades asociadas, el envejecimiento y la fragilidad.

“La atención a los pacientes con insuficiencia cardiaca es muy compleja y es especialmente importante evitar las hospitalizaciones, ya que cada uno de esos episodios supone un significativo deterioro en la calidad de vida; hay una mortalidad del 10% en el primer mes  y un alto riesgo de nuevos ingresos”, explica el Dr. Cepeda, que considera que, en este sentido, es necesario organizar la asistencia de estos pacientes junto con Atención Primaria y proporcionando un sistema de atención inmediata en consulta al inicio de las descompensaciones, para evitar los ingresos. Para ello, se puede barajar en muchas ocasiones con la posibilidad de tratamiento en régimen de hospital de día. En este proceso organizativo, destaca el Dr. Cepeda, es fundamental la labor de la Enfermería tanto para el seguimiento estrecho de los pacientes, como para la coordinación entre la asistencia primaria y la hospitalaria y la educación de los enfermos.

El Dr. Cepeda también se refiere a la importancia del diagnóstico precoz, ya que implica un inicio rápido del tratamiento de la insuficiencia cardiaca, en un contexto, además, en el que se dispone de fármacos que han demostrado reducir la mortalidad y el número de ingresos y mejorar la calidad de vida del paciente. En este sentido, el especialista explica que la ecografía pulmonar “es una herramienta muy útil en los pacientes que consultan con dificultad respiratoria, ya que permite distinguir si la causa de esta es por insuficiencia cardíaca o por enfermedad pulmonar”.

Diabetes e insuficiencia cardiaca

Una de las enfermedades cardiovasculares más frecuentes, precoces y graves en los pacientes con diabetes es la insuficiencia cardíaca. En concreto, la insuficiencia cardíaca es dos veces más frecuente en varones diabéticos y cinco veces más frecuente en mujeres diabéticas que en los no diabéticos de edad similar. Alrededor del 12% de los diabéticos tipo 2 tienen insuficiencia cardiaca establecida y la prevalencia de insuficiencia cardíaca en sujetos diabéticos ancianos es del 40%. “La insuficiencia cardiaca es un contribuyente fundamental de la morbilidad y mortalidad cardiovascular en pacientes con diabetes”, señala el doctor, quien apunta que los fármacos que mejoran la hiperinsulinemia (metformina e inhibidores SGLT2), son las clases de antidiabéticos que parecen reducir el riesgo de insuficiencia cardíaca y sus consecuencias adversas”.

Ensayos clínicos e iniciativas

Durante la reunión se tratarán las distintas iniciativas del Grupo de Insuficiencia Cardiaca y Fibrilación Auricular de la SEMI, como RICA, que es un registro prospectivo de 6.000 pacientes con insuficiencia cardíaca, del que se han publicado 37 artículos en revistas nacionales e internacionales y se han presentado 50 comunicaciones a congresos. Este grupo además está realizando en este momento dos ensayos clínicos: el Ensayo Clorotic, que estudia el valor de las tiazidas en la insuficiencia cardíaca en situación de resistencia diurética y el Ensayo EPIC, que estudia el valor de la ecografía pulmonar para guiar el tratamiento diurético en la insuficiencia cardiaca. Por último, el Proyecto Mérida busca dar información sobre el beneficio del ejercicio clínico en pacientes con insuficiencia cardiaca, muchos de ellos de edad avanzada y con fragilidad.