Usted está aquí

compartir en google+ compartir en facebook Compartir en Twitter compartir en Linkedin

REVISTA DE PRENSA

La SEMI se une a la alianza Másnutridos

La desnutrición puede ser causa y consecuencia de la enfermedad. Tiene su origen en una ingesta de nutrientes y energía inadecuada respecto a los requerimientos. En los últimos años, para de definir esta situación y distinguirla de la desnutrición relacionada con la hambruna o la pobreza, se ha acuñado el término de Desnutrición Relacionada con la Enfermedad (DRE), para intentar recoger aspectos fundamentales como son el impacto que la desnutrición tiene en la composición corporal y la funcionalidad del individuo que la padece y la relación existente con la inflamación, elemento fundamental de la definición de la DRE. La DRE se ha convertido en un problema de primer orden para los actuales modelos asistenciales

En nuestro país, el estudio multicéntrico PREDyCES (Prevalencia de la Desnutrición hospitalaria y Costes asociados en España) evaluó a 1.597 pacientes de 31 hospitales representativos del SNS. La prevalencia de DRE según el NRS-2002® fue del 23,7% alcanzando valores del 37% en pacientes mayores de 70 años y de hasta un 45% en los mayores de 85 años.

Tanto en sujetos ingresados en un hospital de corta estancia, como en centros de larga estancia y residentes en la comunidad, las consecuencias clínicas que asocia la desnutrición son variadadas, desde la pérdida de peso, el deterioro de la funcionalidad y de la calidad de vida, el aumento de las complicaciones y de la mortalidad. En nuestro ámbito hospitalario, la desnutrición aumenta el número de complicaciones (úlceras por presión, trombosis venosas, etc), la incidencia de infecciones, prolonga el tiempo de cicatrización de las heridas con el consiguiente aumento tanto del tiempo de convalescencia y de las estancias hospitalarias de entre 2 y 5 días como de las tasas de reingreso (2 veces) y de las tasas de mortalidad a corto y a largo plazo (entre 2 y 5 veces) con el consiguiente deterioro de la calidad de vida del paciente.

Se estima que, en Europa, los costes directos relacionados con la desnutrición o el riesgo de la desnutrición ascienden a más de 170.000 millones de euros. En 2009 en España éstos se estimaron en, al menos, 1.143 millones anuales, un 1,8% del total del gasto sanitario del Sistema Nacional de Salud.

Este aumento en los costes es especialmente importante en pacientes que se desnutren durante el ingreso hospitalario, un hecho cada día más frecuente, en intima relación con nuestra actividad asistencial, la falta de sensibilización con este problema y la organización de los hospitales. Por cada 1.000 pacientes ingresados en España, 96 presentaran un empeoramiento de su estado nutricional durante la hospitalización lo que supone un coste adicional asociado de 559.584€.

Por todo esto, el internista, como especialista con una visión global e integral del paciente, no puede quedar ajeno a esta realidad asistencial. La prescripción de un soporte nutricional adecuado puede mejorar el pronóstico de nuestros pacientes, evitando los efectos de la malnutrición asociados a su proceso de base o incluso, modificando el curso de las enfermedades. Es por ello indispensable que todos los profesionales sanitarios que atendemos a las personas enfermas, hospitalizadas o no, incrementemos nuestros conocimientos en éste área con el fin de detectar y tratar precozmente a los pacientes destruidos, o en riesgo de sufrir desnutrición.

SEMI va a poner en marcha una línea estratégica con el objetivo de sensibilizar a los internistas en este aspecto asistencial fundamental. Para ello, ha entrado a formar parte, junto con otras sociedades científicas y alianzas de pacientes, de la “Alianza Másnutridos”, aunando esfuerzos en la lucha contra la desnutrición. Igualmente y de una forma transversal, con la implicación de varios grupos de trabajo de FEMI, vamos a poner en marcha un curso online de formación en el ámbito de la nutrición, que nos permita identificar precozmente los pacientes en riesgo y poder ofrecerles un tratamiento nutricional individualizado, como parte integral su tratamiento y de nuestra atención, que debe ser siempre de calidad y enfocada al paciente.

www.alianzamasnutridos.es