Usted está aquí

compartir en google+ compartir en facebook Compartir en Twitter compartir en Linkedin

Declaración de las Azores

Sociedad Portuguesa de Medicina Interna – Sociedad Española de Medicina Interna. 29-04-2018

La evolución demográfica, particularmente como resultado del aumento de la esperanza de vida, la creciente especialización inducida por el rápido crecimiento del conocimiento, y las amenazas a la sostenibilidad del sistema sanitario, hacen que la Medicina Interna sea cada vez más necesaria para liderar los nuevos modelos organizativos más adaptados a estos cambios.

La Medicina Interna es una especialidad versátil, multipotencial y eficiente, y mantiene en Portugal y España su capacidad holística, existiendo un modelo semejante de Medicina Interna en los dos países. En ambos sistemas de salud, constituye la base de la medicina hospitalaria, afirmándose como especialidad global e integradora, con un papel decisivo en el liderazgo de áreas multidiscipinares y en la atención de los pacientes agudos y crónicos, complejos y con multimorbilidad, en las situaciones clínicas más prevalentes, en las enfermedades sistémicas y también en las enfermedades raras.

Las Sociedades Portuguesa y Española de Medicina Interna decidieron, en las Azores, elaborar una Declaración de las Azores, donde reafirman la importancia de la Medicina Interna para el futuro de los sistemas de salud y manifiestan:

  1. Su compromiso en la creación de prácticas de alto valor que contribuyan a la sostenibilidad del sistema de salud.
  2. Su compromiso en la preservación de la globalidad y la cohesión de la especialidad, favoreciendo la creación de áreas de competencia y no de nuevas especialidades.
  3. La necesidad de cambiar el modelo hospitalario actual y de promover nuevos modelos organizativos basados en departamentos polivalentes regidos por internistas. Estos modelos deben incluir unidades diferenciadas, multidisciplinares y multiprofesionales.
  4. La importancia de reforzar la necesidad de liderazgo de los internistas en múltiples áreas de actividad asistencial: servicios de urgencia hospitalarios, cuidados intermedios, cuidados paliativos oncológicos y no oncológicos, cuidados continuados y de larga duración.
  5. La necesidad de extender en los hospitales programas de cogestión de pacientes quirúrgicos, liderados por internistas.
  6. La necesidad de promover la creación y el desarrollo de unidades de medicina hospitalaria ambulatorias (hospitales de día, unidades de diagnóstico rápido y hospitalización a domicilio) que garanticen alternativas al ingreso para poblaciones específicas.
  7. La afirmación de la importancia del internista en la integración de cuidados y en la gestión de enfermedades crónicas en coordinación con la Atención Primaria y con otros niveles de cuidados, así como con los servicios sociales. Es urgente empezar a pensar en la salud y en la asistencia social como conjunto, porque cada vez es más difícil separar los problemas de salud de los problemas sociales.
  8. El reconocimiento de la capacidad para realizar técnicas de diagnóstico y de la autonomía para el tratamiento de las enfermedades de su espectro de intervención, rechazando cualquier limitación de la capacidad de prescripción de la Medicina Interna.
  9. La importancia de la Medicina Interna para integrar equipos de elaboración, implementación y monitorización de las guías de práctica clínica nacionales, y de su participación en la organización de los programas y reformas de la salud.
  10. La afirmación de la importancia de la Medicina Interna en la enseñanza de pre y postgrado, en las Universidades y en la investigación científica.

En conclusión:

En este documento se afirma el papel que la Medicina Interna puede y pretende tener en la construcción de un sistema de salud eficaz, integrador, eficiente y sostenible, alertando de la importancia de un fuerte apoyo político a este conjunto de estrategias para permitir su efectiva consecución.

Por la SPMI: Luís Campos

Por la SEMI: Jesús Díez Manglano

Reunión SPMI-SEMI 2018
Reunión SPMI-SEMI 2018