compartir en google+ compartir en facebook Compartir en Twitter compartir en Linkedin

Grupo de Trabajo Insuficiencia Cardiaca y Fibrilación Auricular

Grupo IC y FA

“Padecer insuficiencia cardiaca en tiempos de pandemia”. Impacto de la pandemia COVID19 sobre la Insuficiencia Cardiaca

Todavía vivimos en tiempos de pandemia, a nuestro pesar, y aunque hemos avanzado algo gracias a la vacunación el final parece lejano.
 
Muchos compañeros nos preguntan a los que trabajamos en las unidades de insuficiencia cardiaca como ha afectado la pandemia a nuestros pacientes. 
¿Se han contagiado más? ¿Han reingresado o fallecido más? ¿Cual ha sido su evolución? 
 
Subjetivamente muchos tenemos la impresión que los pacientes con descompensaciones por insuficiencia cardiaca han prácticamente desaparecido durante un tiempo, pero los pocos pacientes que ingresan están mas graves….
 
Hay pocos estudios que revisen este aspecto, pero Bromage et al revisaron que había ocurrido después de la primera ola con estos pacientes comparando el periodo marzo-abril de 2020 ( en pandemia ) con el mismo periodo del año anterior 2019 ( sin pandemia ) en un Hospital terciario de Londres con Unidad de Insuficiencia Cardiaca.
 
Las principales conclusiones del estudio corroboran nuestras impresiones subjetivas; las hospitalizaciones por insuficiencia cardiaca se redujeron respecto al año anterior – es interesante observar el gráfico del artículo en donde se cruzan la curva ascendente de casos declarados de covid con la descendente de hospitalizaciones por insuficiencia cardiaca.  Otra de las conclusiones principales es que los pacientes ingresan con estado de descompensación más avanzado comparativamente con el año anterior:  mayor proporción de clase funcional más avanzada III-IV NYHA,  y más edematosos.  Sin embargo las características poblacionales eran las mismas que las habituales – no identificaron ningún fenotipo concreto con mayor riesgo de reingresar;  exceptuando la raza negra que ingresaba más ( aunque no se valora si esto puede estar asociado también al estatus socioeconómico ) - . Los pacientes recibían los mismos tratamientos que en el año anterior con un buen grado de optimización y tampoco precisaron estancias más largas.   La mortalidad durante la hospitalización no aumenta, aunque desconocemos un efecto a más largo plazo.
 
Por tanto el artículo encaja bien con nuestra percepción inicial y parece trasmitir que la perdida de contacto con los equipos habituales predispone a los pacientes a sufrir una descompensación mas grave.  Los interrogantes que quedan en el aire son:  ¿ hay pacientes que no han avisado de su descompensación y han llegado a fallecer en el domicilio? , ¿ cuantos de ellos no han hospitalizado pero han precisado intensificar el tratamiento en casa o por hospitalización a domicilio?  ¿ Cuales serán las repercusiones a largo plazo en términos de morbimortalidad?
 
Si algo podemos hacer mientras resolvemos estas incognitas es no perder a nuestros pacientes de vista y hacer abordajes mixtos entre presencialidad y telemedicina ( que no implica necesariamente el uso de dispositivos especiales ) – en este sentido la infografía de nuestro grupo de ICyFA- SEMI puede servir como referencia.
 
Artículos:

Bromage, D.I., Cannatà, A., Rind, I.A., Gregorio, C., Piper, S., Shah, A.M. and McDonagh, T.A. (2020), The impact of COVID‐19 on heart failure hospitalization and management: report from a Heart Failure Unit in London during the peak of the pandemic.
Eur J Heart Fail, 22: 978-984. 

 
Autor:
Dr. JL.Morales-Rull.
Hospital Universitario Arnau de Vilanova.
Unidad de IC Región Sanitaria Lleida.