compartir en google+ compartir en facebook Compartir en Twitter compartir en Linkedin

REVISTA DE PRENSA

Médicos internistas analizan cómo la COVID-19 ha cambiado la asistencia y organización sanitaria y los retos de futuro en gestión clínica

La pandemia por la COVID-19 ha promovido múltiples cambios en la asistencia y organización del sistema sanitario, pero ¿van a perdurar? ¿cambiará el sistema realmente? Estas son las preguntas clave sobre las que versó el webinar “Cambios en la organización sanitaria post-COVID. ¿Para siempre?”, organizado por el Grupo de Gestión Clínica de la Sociedad Española de Medicina Interna (SEMI), con participación de más de 60 médicos internistas, entre ellos jefes de servicio y directivos de distintos centros hospitalarios del país.

Repensar el sistema sanitario para dilucidar cómo debe ser la organización sanitaria del futuro es una necesidad y una clave para lograr un modelo centrado en el paciente y sus necesidades. En relación a ello, el Dr. Jesús Canora, coordinador del grupo de Gestión Clínica de la SEMI e internista en el Hospital Universitario de Fuenlabrada, expuso la situación actual y aquellos cambios que se podrían llevar a cabo, haciendo un especial hincapié “en la importancia de centrarnos en el paciente y sus necesidades, buscando una medicina más personal, participativa, preventiva y predictiva”.

En palabras del Dr. Canora: “La COVID ha supuesto un experimento no buscado de transformación del modelo de prestación de asistencia sanitaria. El éxito de la transformación del sistema para dedicarse a la atención de la COVID-19 fue principalmente que se hizo de abajo a arriba con la participación de múltiples profesionales (autogestión) y la connivencia de los directivos. Y además, con la libertad que supuso la ausencia de un control administrativo”

Por su parte el Dr. Juan José Ríos, director médico del Hospital Universitario La Paz de Madrid, disertó sobre la “necesidad de rediseñar los hospitales y la importancia de los equipos multidisciplinares, favoreciendo los nexos en común de las especialidades (equipos multidisciplinares)”. Recalcó también “la importancia que tiene el médico, muchas veces maltratado, para el buen funcionamiento de la sanidad y que durante la pandemia se ha puesto a la cabeza de la organización para transformar la sanidad”.

El Dr. Ríos indicó también que “la clave del éxito de la teleconsulta es elegir muy bien a quién va a ir dirigida. No todos los pacientes son susceptibles de este tipo de atención. Y también afirmó que gran parte del éxito del trabajo realizado fue que existió un propósito común en la búsqueda de la resolución del problema,  y que cada uno de los  profesionales se sintieron relevantes en el desempeño de sus funciones”.

La experiencia práctica vino de la mano de la Dra. Pilar Cubo, del Servicio de Medicina Interna del Hospital Infanta Cristina (Parla). Mostró los resultados de la Unidad de Hospitalización a Domicilio de su hospital durante la pandemia y “cómo esa gestión diferencial colaboró de forma clara en la asistencia de los pacientes durante la pandemia”.

Según la Dra. Cubo: “se ha demostrado que un modelo mixto de atención, teleconsulta y presencial, ha sido la clave del éxito. A todos los pacientes en el programa se les llamaba por teléfono haciendo un triage diario de los mismos; a los que se consideraba necesario, se les mandaba un sanitario para valoración presencial”.

El último de los ponentes de la sesión, el Dr. Ismael Said, coordinador del subgrupo de Tecnologías de la Información y Comunicación de la SEMI, acercó la tecnología a los participantes y cómo ésta “debe estar cada vez más incluida en el día a día y cómo integrar, tecnología-talento-práctica clínica y formación”. El Dr. Said resaltó también “la importancia de mejorar los sistemas de información para tener datos a tiempo real en sistemas interoperables”.

La sesión online, moderada por el Dr. Luis Cabeza Osorio, del Servicio Medicina Interna del Hospital Universitario del Henares, despertó el interés de un gran número de internistas y supone un punto de partida diferencial para que desde Medicina Interna se orquesten los cambios que la Medicina y la ciudadanía están pidiendo en relación al modelo de atención sanitaria.